PRESENTACION 

Lenguaje integrado:  Módulos para desarrollar el lenguaje oral y escrito se denomina así, porque su concepción del lenguaje parte de la base de que en él confluyen todos los aspectos del ser humano: su necesidad de comunicarse, sus procesos de pensamiento, su búsqueda de la belleza, de la verdad, del amor, de la satisfacción de sus necesidades e intereses. Su denominación también se basa en que sus módulos integran en la práctica las cuatro modalidades del lenguaje; es decir el escuchar, hablar, leer y escribir, evitando presentarías en forma aislada. 
La situación escolar proporciona variedades de contextos naturales y significativos y los 31 Módulos facilitan su aprovechamiento didáctico al estimular a los alumnos a poner en juego y enriquecer en forma integrada, su competencia lingüística. A través de los Módulos el profesor abre espacios para que el niño tome la palabra para expresar sus propias opiniones, sus ideas, sus dudas, sus sentimientos, sus explicaciones, etc., y escuchar las de los otros. A través de los Módulos también se invita al niño a leer y escribir para informarse y recrearse, para expresarse creativamente, para comunicar sus experiencias y necesidades, para descubrir y comprender el mundo que lo circunda. 

Lenguaje integrado corresponde a la reformulación y completación, sobre la base de la revisión teórica y de la aplicación práctica de los documentos de apoyo del Programa del de Mejoramiento de la Calidad de Escuelas Básicas de Sectores Pobres (P-900): "Tugar, tugar..." "Modelos y proyectos" y "Leer el mundo". 

La presentación del libro a través de Módulos de trabajo pretende principalmente:
 

  • Proporcionar un material que sirva de base para que cada profesor organice ("module") su propio plan de estimulación del lenguaje, de acuerdo a las necesidades e intereses de sus alumnos, de las asignaturas de estudio o de la organización de su trabajo pedagógico. 
  • Proporcionar un material de consulta y profundización de los contenidos que se analicen en los Talleres de Perfeccionamiento, en relación a la propuesta de Lenguaje oral y escrito. 
     

 
 
Los Módulos, por orden alfabético, son los siguientes: 

Hablar y escuchar 

Comunicaciones espontáneas 
Juego de roles y dramatizaciones 
Entrevistas 
Instrucciones 
Juegos verbales 
Lenguaje expositivo 
Tradiciones y leyendas

Leer

Conciencia fonológica
Biblioteca de aula 
Caminatas de lectura 
Estrategias metacognitivas
Jugar a leer 
Interrogación de textos 
Lectura de textos 
Lectura oral 
Lectura silenciosa sostenida 
Metodología de proyectos 
Práctica de la lectura 
Sala letrada 
Vocabulario visual 

Escribir 

Copia, dictado y paráfrasis 
Creaciones divergentes 
Escritura manuscrita 
Estructuras gramaticales 
Experiencias comunicativas 
Experiencias poéticas 
Ficción 
Microperiodismo 
Ortografía 

Otros

Niños con necesidades educativas especiales Uso de materiales didácticos 

Los Módulos Análisis fonológico y Vocabulario visual cumplen una función instrumental en relación al acto de leer. Asimismo, los Módulos: Escritura manuscrita, Estructuras gramaticales, Ortografía; Copia, dictado y paráfrasis, son instrumentales para la producción de textos. El Módulo sobre Estrategias metacognitivas se refiere especialmente a métodos de estudio, es decir a "leer y escribir para aprender". Los Módulos restantes, contextualizan situaciones generadoras de estimulación lingüística de los alumnos. 

Se incluyen también tres Módulos dedicados específicamente al profesor: Lectura de textos, Utilización 


 
de materiales didácticos y Atención a niños con necesidades educativas especiales. 

La inclusión de los 31 Módulos dedicados al lenguaje oral y escrito como uno de los contenidos básicos de los Talleres de Perfeccionamiento de los profesores del P-900, se justifica porque a nivel escolar las cuatro modalidades lingüísticas sirven de base a todas las asignaturas de estudio y porque su progresivo dominio constituye una fuente de desarrollo cognitivo, afectivo y social. 

Las cuatro modalidades lingüísticas sólo se dividen con fines de sistematización y focalización de algunas habilidades y destrezas; pero, a nivel de su aplicación, las sugerencias dadas en cada uno de los módulos las integran, refuerzan y retroalimentan. 
Cada Módulo describe las principales características de su denominación y presenta sugerencias referidas a aspectos metodológicos, temas de reflexión y evaluación de los logros. Estas sugerencias son presentadas para que los profesores las apliquen, reformulen, omitan o completen, de acuerdo a su experiencia personal o a las conclusiones obtenidas en los Talleres de Profesores. 

Lenguaje integrado se complementa con una fundamentación teórica que incluye tres contenidos: 
 

  •  La justificación de la propuesta referida al desarrollo del lenguaje oral y escrito. 
  • El modelo de enseñanza / aprendizaje del lenguaje utilizado en la elaboración de los Módulos. 


Estos dos aspectos que integran la fundamentación teórica tienen como fin proporcionar a los maestros una base para una reflexión, que les permita identificar y formular la filosofía de la propuesta, dar una mirada crítica y enriquecedora al presente material y a sus prácticas habituales de enseñanza / aprendizaje del lenguaje. 

Finalmente, Lenguaje integrado incluye un conjunto de recomendaciones para la optimización de su uso. 
 
 

Las autoras

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 


 
FUNDAMENTACION TEORICA 


Justificación 

Uno de los contenidos básicos en que se centra el perfeccionamiento de los profesores del Programa de Mejoramiento de la Calidad de la Educación en Escuelas Básicas de Sectores Pobres ( P-900) lo constituye el desarrollo del lenguaje oral y escrito de sus alumnos. Este contenido se justifica porque a nivel escolar el lenguaje oral, la lectura y la escritura no sólo sirven de base a todas las asignaturas de estudio sino que su progresivo dominio constituye una fuente de desarrollo personal y grupal Algunas razones son las siguientes:

La valorización de la lengua materna de los alumnos constituye el punto de partida de los aprendizajes. La importancia del lenguaje se valora cada vez más en la pedagogía moderna y ello se justifica plenamente ante el hecho fundamental de que el hombre es hombre gracias precisamente al lenguaje. De hecho, las relaciones fundamentales del hombre con su realidad interior y con la que le rodea, depende de una manera decisiva del lenguaje y éste no sólo constituye el intermediario necesario e imprescindible entre el hombre y la realidad, sino que la interpretación de ella depende de manera decisiva de las convenciones lingüísticas. La cultura a la que pertenece el niño estructura sus pensamientos y su percepción y comprensión del mundo. 

Todos los lenguajes son sistemas igualmente adecuados, es decir correctos para satisfacer las necesidades de la cultura de la que ellos forman parte. En la medida que el niño expande sus contactos con personas y textos escritos que utilizan otros registros lingüísticos, le van surgiendo nuevas necesidades comunicativas. la expansión del lenguaje constituye el único enfoque que puede ayudar a un gran número de niños a enriquecer su lengua materna y a conducirlos hacia el dominio del lenguaje correspondiente a la norma culta. El rechazo y desvalorización de la lengua con que el alumno llega a la escuela, especialmente en el caso de los niños de los sectores pobres, implican también rechazo, desvalorización y negación de su identidad cultural, es decir de sus tradiciones, su herencia cultural, su folklore, sus valores, en suma, su pertenencia; elementos todos que constituyen la base para la expansión y el enriquecimiento lingüístico.

La lengua materna debe ser desarrollada dentro de la escuela. Observaciones dentro de la sala de clases, en relación al lenguaje, muestran que algunos profesores tienden a interrumpir la expresión oral espontánea de sus alumnos con excesivas correcciones. Estas correcciones generalmente apuntan a reemplazar el registro empleado por los alumnos sentido como incorrecto por el registro correspondiente a la norma empleada por el adulto culto. El niño vive esta corrección como una descalificación de su habla y por ende, de las experiencias que vive dentro de su contexto cultural. En consecuencia tiende a 


 
 
inhibir su comunicación espontánea, frustrando así el objetivo del profesor.

También limita la comunicación oral el hecho de que el profesor monopolice la mayor parte del tiempo dedicado al uso del lenguaje y que su interacción con el alumno se limite casi exclusivamente a un intercambio de preguntas y respuestas.

La lengua materna de los alumnos debe ser expandida y enriquecida. Teniendo como punto de partida un principio consensual de la literatura pedagógica: "se accede a los nuevos lenguajes a partir de los ya conocidos", se pretende que el profesor, además de respetar y estimular la expresión de la lengua materna y de la identidad cultural de sus alumnos de sectores pobres, asuma un rol activo en su promoción cultural, mediatizada a través del lenguaje.

Esta promoción debe conducir a que sus alumnos 

obtengan un progresivo dominio de distintas modalidades de lenguaje, incluyendo el lenguaje normativo mediante el cual se mediatiza el acceso a la literatura, a la terminología científica y a los bienes culturales de la sociedad en general.

La lengua materna de los niños se enriquece de modo natural en las situaciones de la vida diaria. Cuando estas situaciones son repetitivas o pobres el enriquecimiento es menor. La escuela puede transformarse en un lugar que facilite a través de situaciones reales o estructuradas, siempre novedosas y plenas de sentido, el desempeño y la toma de conciencia de parte de los alumnos de distintos estilos y/o registros lingüísticos flexibles y adaptados a su contexto situacional.

La expansión del lenguaje de los alumnos por parte del profesor, si bien se superpone con las actividades propuestas para el desarrollo de la lengua materna, se diferencia especialmente en que el profesor provoca o estructura las diferentes situaciones comunicativas.

Las experiencias de los niños deben ser valoradas e incorporadas al aprendizaje. La estimulación del lenguaje oral de los niños, cuya condición indispensable es la valorización de su habla y de las experiencias que ella representa, constituye la base del desarrollo del pensamiento del niño y de la calidad 
 
 
 
 
 
 

 


 
de sus futuros aprendizajes. Si el profesor utiliza las narraciones que sus alumnos hacen de sus experiencias dentro de su hogar, de sus juegos, etc., como temas para ser conversados, comentados o en la
preparación de textos para ser leídos, el niño sentirá que disminuye la distancia entre la escuela y su realidad y que los aprendizajes cobran sentido.


Generalmente los alumnos de sectores pobres escuchan a sus profesores y leen sobre las típicas formas de "pasarlo bien" de los niños pertenecientes a sectores medios: ir al circo, al zoológico, a un cumpleaños con globos y sorpresas y no leen sobre una experiencia tal como pasar una entrenida tarde de lluvia haciendo bolas de barro. Si su habla es escuchada con atención, comentada y registrada a través del lenguaje escrito, el niño sentirá que él y sus experiencias son valoradas por los otros. Este hecho de otorgar significado a sus experiencias, puede constituir un punto de partida para que el estudiante desarrolle el gusto por el saber, por descubrir y reformular conocimientos, por tomar conciencia 
 

de su realidad y de los fenómenos sociales, culturales y artísticos que en ella ocurren.

El lenguaje escrito constituye una modalidad privilegiada de activación y enriquecimiento de las habilidades lingüísticas, cognitivas y efectivas de los niños. Este adquiere especial relevancia en el caso de los alumnos pertenecientes a sectores carenciados con bajo rendimiento escolar. Su aprendizaje y desarrollo también incremento la toma de conciencia sobre las características del lenguaje (metacognición), la comprensión del mundo, la expresión de la creatividad personal, la retención y recuperación de los contenidos de asignaturas de estudio.

El lenguaje escrito constituye una fuente de estimulación de la Imaginación creadora. Al leer, el texto escrito sólo entrega signos impresos y a partir de ellos el lector reconstituye las palabras, las escucha como si existieran, les da un ritmo, una entonación que él inventa. A los personajes les da rostro, cuerpo, expresión y movimiento; a las acciones les da un ambiente, color, forma y temporalidad. Así el alumno que lee desarrolla 

su imaginación, habilidad subyacente a todo proceso creativo, cualquiera que sea su modalidad.

El lenguaje escrito constituye un proceso activo. El buen lector a medida que lee va forjando sus propias hipótesis, predicciones o anticipaciones sobre lo que vendrá a continuación, las que a su vez confirma o rechaza. El estudiante en la medida que escribe debe substituir los objetos, personas, acciones, sentimientos e ideas, por palabras escritas que poseen un carácter arbitrario y responden a una convención social. Ambas actividades ponen en juego la capacidad de simbolización, la capacidad de recibir y trasmitir mensajes. Además constituyen una verdadera "resolución de problemas" que pone en juego una actividad cerebral inusitada - confirmada por estudios electroencefalográficos-si se la compara con la que ocurre al mirar televisión o en el escuchar pasivo. Esta "activación" de los procesos mentales se transfiere positivamente a todas las situaciones de aprendizaje que requieren de un estado de "alerta" de parte del estudiante.

El lenguaje escrito constituye un medio de progresivo desarrollo del vocabulario y de las estructuras gramaticales y narrativas. Cuando el estudiante lee tiene en sus manos al decir de Borges "la memoria de la humanidad". Palabras, expresiones y estructuras gramaticales que fueron comunes o incluso coloquiales en una época y luego caídas en desuso, son revividas en el libro y el estudiante no 

sólo las usará en su expresión oral, sino que las entenderá al leerlas en otros contextos y las empleará en sus comunicaciones escritas. Lenguaje oral, lectura y escritura se retroalimentan y el progresivo conocimiento del lenguaje literario y del lenguaje científico favorece que se establezca una dinámica entre el lenguaje informal particularmente rico de una persona y el lenguaje formal ampliamente representativo de una cultura.

Además del enriquecimiento del vocabulario y de la sintaxis, la lectura y la escritura favorecen la memorización de distintos tipos de patrones narrativas que estructuran los cuentos, fábulas, chistes, noticias, crónicas o descripciones científicas. Cuando estos patrones o macroestructuras son interiorizadas no sólo le facilitan al alumno el recuerdo o la anticipación de los contenidos leídos, sino que le dan una base para formalizar y/o crear sus propios escritos.

El lenguaje escrita favorece la ortografía. La palabra "zanahoria" tiene una serie de identidades que son conllevadas a través de su expresión oral: gustativa, tactil, auditiva, significativa. Sin embargo esa palabra también posee una identidad gráfica y una ortográfica - puede estar escrita en mayúscula o en cursiva y lleva z y h. Tales identidades sólo pueden ser hechas conscientes a través de la lectura, así como reforzadas en la memoria gracias a la escritura. Es comprensible entonces que la evidencia experimental compruebe que existe una 


 
correlación significativa entre ser buen lector  y buen escritor y tener una buena ortografía.

El lenguaje escrito amplía y organiza la adquisición de la Información. El profesor en la medida que asciende de curso, no alcanza a trasmitir el saber acumulado sólo a través de la modalidad oral y tiene que estimular a los estudiantes a aprender a través de la lectura y de la escritura. Para captar los contenidos en forma articulada, pausada y profunda, el libro literario o científico es indispensable. Para asimilar, retener y recuperar la información la escritura es igualmente indispensable, especialmente por su carácter de respuesta psicomotora ya que la evidencia experimental comprueba que la memoria motora es la más resistente a la extinción y olvido en la memoria de largo término.
 

El lenguaje escrito constituye una fuente Importante de desarrollo afectivo y social. Tanto la lectura como la escritura favorecen la toma de conciencia de la propia identidad a través de la identificación o la confrontación con personajes, situaciones, ideas, actitudes o sentimientos que no sólo son voces próximas sino voces distantes en el espacio y en el

tiempo. De la misma manera, la escritura de las experiencias personales, de las propias fantasías, ideas y sentimientos constituye una fuente de, afirmación de la identidad.

Desde un punto de vista de desarrollo social, el progresivo dominio del lenguaje escrito configura a una persona menos rígida, más abierta a los cambios, más racional, menos dependiente del conocimiento basado en creencias o en aceptación sumisa de la autoridad, más autónoma en su búsqueda del saber, más aceptante de principios científicos. Este tipo de persona es la que permite un mayor desarrollo cultural y social y es la que se suma eficazmente a las iniciativas comunitarias de mejoramiento que impliquen una responsabilidad social compartida.

Los planteamientos presentados para justificar que el desarrollo del lenguaje oral y escrito constituyen uno de los puntos focales del perfeccionamiento, refuerzan la evidencia de que el fracaso en sus aprendizajes son, junto con el retardo mental, la causa más común de repetición de curso, fobia a la escuela, deserción, disminución de la autoestima.

Integración de dos modelos

La elaboración de la propuesta en relación al aprendizaje y desarrollo del lenguaje oral se ha basado principalmente en la revisión del saber teórico/práctico acumulado en el campo del lenguaje escrito.
 
 
 

 


 
Este conocimiento se ha semillado de distintas fuentes con el fin de establecer una propuesta integradora de los aportes de las distintas disciplinas al campo del aprendizaje y desarrollo del lenguaje escrito. Se trata de una propuesta integradora, de carácter plural y múltiple; no ecléctica, dado que se mantiene siempre una adecuada vertebración de todo lo que se propone.

Las principales fuentes la constituyen dos modelos: el modelo holístico y el modelo de destrezas.

En esta propuesta el término "modelo" se aplica a un diseño estructurante que aplicado al proceso lector, no constituye un método sino una perspectiva destinada a proporcionar comprensiones más profundas acerca de la naturaleza de la lectura así como de sus prácticas tradicionales y actuales.

Este aspecto del marco teórico se presenta sobre la base de una serie de planteamientos, algunos de ellos desarrollados como respuestas a preguntas específicas.

Tradicionalmente se ha considerado que el aprendizaje de la lectura implica tres etapas claramente diferenciadas: aprestamiento, decodificación (descifrar los signos gráficos) y comprensión del texto escrito.

A partir de este enfoque, durante el aprestamiento se da una preparación indirecta para la lectura a través del desarrollo del lenguaje oral, del desarrollo afectivo 

y social y de la estimulación de funciones psicológicas básicas tales como discriminación visual y auditiva, estructuración espacial, psicomotricidad y habilidades cognitivas.

Durante la etapa de decodificación se realizan actividades destinadas a conocer un vocabulario visual básico, fónicos, asociación fonema -grafema, elementos estructurales y claves contextuales. Una vez adquirida la mecánica de la lectura, se estimula la comprensión a través de prácticas tales como: captación de la idea principal, discriminación de detalles, secuencias, etc..

Estas tres etapas también se diferencian en el tiempo: el aprestamiento se desarrolla en el Jardín infantil, cursos de transición o en los primeros meses del primer año de educación básica. La etapa de decodificación o lectura inicial se enseña a continuación del aprestamiento y generalmente se extiende hasta el primer semestre de segundo año. La comprensión lectora a veces se superpone con la etapa de decodificación, pero se enfatiza una vez que la mecánica de la lectura ha sido automatizada.

En relación a estos antecedentes cabe formularse la siguiente pregunta: ¿Con qué modelo de aprendizaje del lenguaje escrito es compatible este enfoque metodológico?

Este enfoque es compatible con el modelo de destrezas el cual al basarse especialmente en la psicología conductista, considera la lectura y la escritura como 


 
un conjunto de habilidades y destrezas complejas, que pueden ser claramente identificadas y secuenciadas.

Este enfoque es presentado en la literatura de los años sesenta como un debate o querella entre un método global ("mirar y decir') o "marcha analítica" y un método fónico o "marcha sintética". En la perspectiva actual ambos métodos son compatibles con el modelo de destrezas puesto que el vocabulario visual o percepción de palabras completas y el aprendizaje de los fónicos constituyen pasos de una secuencia de aprendizaje de reconocimiento de las palabras.

¿Cuáles son los principios básicos en que se apoya el modelo de destrezas?

Los principios básicos son los siguientes:
 

  •  La lectura y la escritura son consideradas como un proceso de lenguaje que debe ser aprendido mediante una enseñanza sistemática y gradual "paso a paso" de sus habilidades y destrezas componentes. Esto conduciría al alumno hacia niveles progresivamente más altos de rendimiento en leer, escuchar, hablar y escribir.
  • Las habilidades y destrezas pueden ser ordenadas en una secuencia de aprendizaje, a través de las cuales deben pasar todos los alumnos, con el fin de progresar desde las más simples hasta las más complejas.
  • El profesor juega un papel directivo en el proceso de aprendizaje de sus alumnos, especialmente en los iniciales al presentarles tales secuencias claramente estructuradas.
  • La comprensión del significado evidenciaría el rendimiento terminal del leer y del escuchar y la expresión del significado evidenciaría el rendimiento terminal del aprendizaje del hablar y escribir.


Es importante destacar el hecho que un considerable número de profesores con experiencia en enseñar a leer y a escribir tiene éxito con este enfoque metodológico, especialmente en los casos en que el medio apoya la expansión de la lectura; sin embargo, la observación de la forma en que los niños pequeños se enfrentan con el lenguaje escrito en forma natural, hace suponer que la metodología compatible con el modelo de destrezas podría enriquecerse aun más.

¿Con qué fines habría que enriquecer el modelo tradicional?

Con los fines de:

Presentar situaciones de aprendizaje del lenguaje escrito que aseguren su desarrollo como un 
 


 
continuo natural, sin divisiones tajantes entre distintas etapas,
  •  ofrecer situaciones significativas que faciliten a los niños descubrir el sentido de los símbolos gráficos con un propósito claro a partir de sus primeros contactos con ellos,
  •  validar el activo papel de descubridor y elaborador de mensajes escritos, que desempeña el niño en el aprendizaje de la lectura y la escritura,
  • atender a los niños que no tienen éxito en aprender con el modelo tradicional, debido a sus especiales necesidades educativas o estilos cognitivos,
  • favorecer especialmente a los alumnos provenientes de medios depravados de lenguaje escrito.


¿ Qué tipo de observaciones en niños pequeños han hecho modificar las ideas tradicionales frente al aprendizaje del lenguaje escrito ?

Algunas observaciones típicas son las siguientes:
 

  • Un niño de dos o tres años va caminando por la calle y pide que le compren un helado o una bebida. No
ha visto a nadie tomándolo o bebiéndola. Sólo ha observado el logotipo de su marca comercial pegado en la pared.
  • Una niña le pide a su padre que le lea una y otra vez su cuento favorito, mientras ella va siguiendo las líneas con sus ojos. Después de varias repeticiones, ella toma el libro y "juega a leer" el cuento sin omitir ninguna palabra y acordándose incluso de las palabras que quedaron incompletas al dar vuelta la página.
  • Un grupo de niños hace adivinaciones y predicciones en distintos tipos de textos   (posters, letreros, cartas, cuentos, avisos comerciales, etc) a partir de sus   ilustraciones, de ciertas marcas o indicios, de su silueta o diagramación.
  • Otros niños interrogan a los adultos con preguntas tales como: ¿qué dice ahí?, ¿cómo   suena esa letra?, ¿cómo se escribe mi nombre?.
  • Niños y niñas pequeños “,juegan a escribir” mensajes o cartas a sus amigos, familiares o al viejo pascuero mediante simulacros de letras o de palabras o trazando círculos y   rayas sobre el papel.


Estas y muchas otras observaciones, más los aportes de ciencias como la psicolingüística, la sociolingüística, la teoría literaria, han conducido a plantear un modelo de aprendizaje del lenguaje escrito, complementarlo al modelo de destrezas, denominado 


 
modelo holístico. Esta denominación proviene del griego holos que significa totalidad, globalidad y se la utiliza con el fin de no confundirla con el método global.

¿Cuáles son los principios básicos en que se apoya el modelo holístico?

Los principios básicos serían los siguientes:
 

  • Considera que los procesos de escuchar, hablar, leer y escribir forman parte del lenguaje y por lo tanto tienen como característica común, la comunicación del significado. Estas cuatro modalidades se enriquecen mutuamente en la medida que se desarrollan y practican.
  • Considera el aprendizaje de la lectura y la escritura como procesos realizados sobre la base de la competencia lingüística. Se parte de la base de que el lector debe ser muy activo durante la lectura; su conocimiento del lenguaje y sus experiencias previas le ayudarían a captar directamente el significado. El ejemplo del texto sobre la construcción del iglú que aparece en el Módulo Lectura de textos es ilustrativo de este planteamiento.
  • Los esquemas cognitivos, es decir, el conocimiento del mundo y del lenguaje influenciarán lo que el auditor/lector interpreta del mensaje del escritor. Estos esquemas influencian también al
hablante/ escritor que produce el mensaje. Un texto sobre aeropuertos será interpretado de manera diferente si el lector pertenece a una zona rural, alejada de la ciudad o si vive cerca de un aeropuerto capitalino. Asimismo, los esquemas cognitivos del lector le permiten predecir o anticipar el contenido que está leyendo.
  • Se estima que los niños son usuarios competentes del lenguaje oral. Esta competencia constituiría un recurso primario para aprender que la lectura es construcción del significado y que la escritura es producción de un mensaje significativo.
  • Postula que el niño es capaz de abstraer las reglas de funcionamiento del lenguaje  oral por el hecho de estar inmerso en él.  De la misma manera, el contacto del niño  con variados textos facilitaría el descubrimiento de las reglas que rigen el lenguaje  escrito.
  •  Los niños dominarían progresivamente las distintas modalidades del lenguaje a través de su variado y permanente uso funcional en contextos naturales y significativos. Este dominio se facilita cuándo los niños utilizan el lenguaje con un propósito claro y definido. Por ejemplo, leer una receta para preparar pan, leer para elegir un programa de televisión, leer para entretenerse o para aprender, escribir para enviar un recado o una noticia, para expresar sentimientos o impulsos poéticos, etc..
  • La estructura del texto que puede ser visualizada 

 
a través de su diagramación o silueta característica, favorece tanto la anticipación y comprensión de los contenidos del texto, como el recuerdo de la información leída; también contribuye a la creación de textos escritos. Así, la familiarización con variados tipos de textos como cuentos, fábulas, noticias, cartas, etc., permite que los alumnos puedan diferenciar claramente su estructura textual.


Dado que en el presente documento se menciona repetidas veces la palabra modelo ¿No valdría la pena definirla?

El término "modelo" se aplica a una estructura o diseño elaborado para mostrar una representación teórica del proceso lector; intenta explicar sus funciones y analizar las relaciones entre las partes, en relación al todo.

El modelo no constituye un método, sino una perspectiva destinada a proporcionar comprensiones más profundas acerca de la naturaleza de la lectura y de la escritura, así como de sus prácticas de enseñanza/ aprendizaje.

¿Cuáles son las actividades típicas a más representativas de cada uno de los dos modelos?

Modelo de destrezas
Algunas actividades típicas de este modelo son las siguientes:

 

  • Aprendizaje de un vocabulario visual básico
  • Conocimiento del alfabeto.
  • Toma de conciencia de sonidos iniciales y finales de las palabras.
  • Torna de conciencia de las sílabas.
  • Aprendizaje de las formas de las letras, una a una.
  • Ligado.
  • Regularidad de la escritura en cuanto a proporción y tamaño de las letras, alineación, inclinación, espaciamiento.
  • Diagramación.
  • Aprendizaje de reglas de ortografía.
  • Dominio de las estructuras gramaticales.


Modelo holístico
Algunas actividades típicas de este modelo son las siguientes:
 

  • Escuchar cuentos contados, leídos o grabados, mientras el niño va pareando   visualmente las palabras escuchadas.

 
  • Creación de un ambiente letrado dentro de la sala de clases mediante la utilización de variados textos impresos que existen en el ambiente natural del niño, tales como afiches, volantes, catálogos, folletos, instrucciones, carteles, rótulos, avisos, comunicaciones, diarios, revistas, etc.
  • Lectura de textos donde se ha impreso la cultura oral de los niños, tales como sus  experiencias vividas, sus cantos, rezos, anécdotas, chistes, adivinanzas, trabalenguas,  etc.
  • Jugar a leer libros predecibles los cuales se denominan así porque los alumnos  comienzan a predecir lo que el autor va a decir a continuación y la manera cómo lo va  a decir. Apenas el maestro lee unas pocas páginas e incluso unas líneas, los niños  dicen en voz alta, recitan o cantan el contenido siguiente, gracias a que el texto está    impreso sobre la base de su cultura oral y porque utilizan patrones repetitivos de lenguaje o la presentación se secuencias o de hechos sucesivos o acumulativos.
  • Dramatización y participación en experiencias compartidas sobre libros y escritura creativa.
  • Utilización de la Biblioteca de aula.
  • Practicar la Lectura Silenciosa Sostenida.
  • Practicar la lectura oral en situaciones significativas y con un propósito claro para los   alumnos.
Practicar la escritura en situaciones igualmente significativas para el alumno y en  una atmósfera permisiva y estimuladora de la creatividad.

Al comparar las actividades típicas de ambos modelos parecerían más atractivas las pertenecientes al modelo holístico, ¿significaría entonces que se recomienda abandonar las prácticas tradicionales de enseñanza de la lectura y de la escritura durante las cuales el profesor va guiando «paso a paso» el aprendizaje de sus alumnos? ... ¿se estimularía entonces a los alumnos sólo a aprender por descubrimiento, en forma natural y con una mínima participación del profesor?

No es recomendable que el profesor abandone las prácticas en las cuales ha tenido éxito con la mayoría de sus alumnos; los alumnos no sólo aprenden por descubrimiento, en forma espontánea e incidental; también aprenden gracias a la mediación eficiente del profesor. Lo aconsejable es que complemente sus prácticas basadas en el modelo de destrezas con las actividades compatibles con el modelo holístico. La recomendación clave sin duda alguna es Integrar los aportes de ambos modelos y evitar las posturas antagónicas.

¿Por qué es recomendable la Integración?

La aplicación exclusiva del modelo de destrezas tradicional, tiende a fragmentar la lectura y la escritura en unidades separadas, sin considerar los recursos


 
lingüísticos del niño y los textos escritos disponibles en su ambiente. Desde este punto de vista, los educadores pueden tener la impresión que su función primaria es sólo enseñar las habilidades y destrezas que aparecen en los textos comerciales y no utilizar otras estrategias productivas de aprendizaje, como las ya descritas en el modelo holístico.

Por otra parte, la aplicación exclusiva del modelo holístico, tiende a ser limitada, especialmente en la etapa de aprendizaje inicial de la lectura y la escritura, si no considera las ventajas de incluir las actividades típicas del modelo de destrezas.

¿Qué tipo de ventajas presenta el modelo de destrezas?

Pueden especificarse las siguientes:

  • Los datos de la investigación confirman que la temprana e intensiva enseñanza de los fónicos, da como resultado un mejor logro general del rendimiento lector. Los métodos  que incluyen el análisis fonológico obtienen resultados que se correlacionan con la comprensión del significado, la calidad de la lectura oral, la velocidad de lectura y la ortografía.
  • El análisis fonológico no se refiere exclusivamente al aprendizaje de la relación fonema-grafema. En una perspectiva amplia, implica estimular en el niño la conciencia fonológica. Para lograr este fin se establecen pasos destinados a orientar al niño
dentro del sistema de sonidos del habla, a través de la captación de las funciones diferenciales de las palabras, la rima, la aliteración, las sílabas, los fonemas y su secuencia de combinación dentro de la palabra, etc. Estos pasos facilitan la "ruptura del código" y constituyen la base para que el niño automatice la lectura.


¿Se podrían describir algunos ejemplos destinados a aclarar el concepto de integración de ambos modelos?

Para aprender a nadar indudablemente hay que sumergirse en el mar o en una piscina, pero simultáneamente es necesario aprender a mover los brazos, las piernas, los pies, respirar, etc. y practicar la natación, una y otra vez.
Manejar un automóvil, requiere tal como el aprender a nadar, de motivación, necesidad y práctica, pero a su vez requiere que inicialmente una persona guíe “paso a paso" la coordinación del embrague con el acelerador, el manejo del volante, la realización de los cambios, etc.

Lo mismo vale para otros ejemplos como aprender computación, tocar un instrumento o aprender dactilografía o telar. En todos los casos se requiere atravesar por una etapa inicial deliberada y consciente antes de que, por efecto de la práctica, su reconocimiento o reproducción se transforme en una operación automática. Es decir, se requiere de una 

 


 
inmersión en la situación de aprendizaje (modelo holístico) conjuntamente con un dominio paso a paso de sus elementos claves (modelo de destrezas).

Así, la integración de los dos modelos permite ofrecer a los alumnos múltiples situaciones de lectura y escritura que le permitan simultáneamente, una inmersión en el mundo letrado y un aprendizaje dirigido, sistemático y gradual de las habilidades y destrezas que están implícitas en estos procesos.

¿Qué tipo de situaciones de aprendizaje del lenguaje escrito dentro de la sala de clases revelaría una integración de ambos modelos?

Algunos ejemplos serían los siguientes:

Los niños están aprendiendo, guiados por el profesor, una página de su libro de lectura inicial (por ejemplo la letra s seguida de las vocales); pero, simultáneamente la sala está letrada, ellos juegan a leer su cultura oral u otras lecturas predecibles, realizan "caminatas de lectura" adivinando los contenidos de los letreros comerciales, posters, nombres de calles, recorridos de buses, etc.

El profesor realiza con sus alumnos un taller de escritura y los estimula a leer y a crear poemas u otros tipos de textos. Los alumnos dan rienda suelta a su creatividad y escriben libremente sin preocuparse de la caligrafía o de la ortografía. En otra instancia, con ocasión de realizar un proyecto de publicar un diario 

mural o un folleto, el profesor estimula a los niños a poner atención en los aspectos formales de sus producciones escritas que van a ser leídos por los demás.

En resumen, las distintas acciones recomendadas en los 31 Módulos que se desarrollan en Lenguaje Integrado pueden ser contextualizadas teóricamente, sobre la base de la lectura de la integración de los modelos holístico y de destrezas que fundamenta la propuesta metodológica. El principal objetivo de esta lectura es conducir a una reflexión que permita identificar  y formular la filosofía del quehacer educativo. Esta conversación facilita la formulación de objetivos, la selección y creación de actividades, de materiales, de sistemas de evaluación y el planeamiento del tiempo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 


 
 
 
Atrás
Indice
Siguiente