UNIVERSIDAD CENTRAL

ESCUELA DE EDUCACION PARVULARIA

ALGUNAS CATEGORIAS DE ANALISIS PARA CONFORMAR UN PERFIL DEL EDUCADOR DE PARVULOS DEL SIGLO XXI

POR:

CATALAN ARAVA, ALEJANDRA ANDREA

ECHEVERRIA MORALES, CLAUDIA PAZ

MARALLA FAILA, PAULA XIMENA

MONTERO SCHWARTZMANN, NATALIA

SOLAR MONTERO, KATHERINE NAVASKA N.

SOTO CABELLO, PILAR ANDREA

VILLEGAS ORTIZ, MARCELA PATRICIA

SEMINARIO PRESENTADO A LA ESCUELA DE EDUCACION PARVULARIA, DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL, PARA OPTAR AL TITULO PROFESIONAL DE EDUCADORA DE PARVULOS.

PROFESOR GUIA: SRA. MARIA CRISTINA VARAS ACEITUNO

ENERO - 1996

INDICE

Dedicatoria

Agradecimientos

Agradecimientos

Resumen

CAPITULO I: INTRODUCCION

CAPITULO II: MARCO TEORICO

Esbozo de un Diagnóstico Educacional

Análisis Crítico del Perfil Profesional

Perfil Actual que Orienta la Formación

Realidad Actual de la Formación Docente

Proposiciones para Innovar la Formación Docente

Reflexiones sobre la Educación Actual

Posibilidades de Cambio Educativo

Perfil Histórico del Educador de Párvulos

Desafíos que Enfrenta la Formación de Educadores de Párvulos

Perspectiva Tecnológica

La Informática en la Educación

Reflexiones en Torno a la Informática

Cultura Informática

Un Modelo Fluído de Cultura Informática

Lenguaje Logo

El Computador de la Educación Inicial

Multimedios

Ventajas y Desventajas de la Computación en la Educación de Párvulos

CAPITULO III: METODOLOGIA

Diseño de la Investigación

Variables

Etapas Previas la Elaboración del Instrumento Procedimiento Para la Elaboración del Marco Teórico e Instrumento

Categorías de Análisis

Unidades de Análisis

Administración de los Instrumentos

CAPITULO IV: RESULTADOS

CAPITULO V: ESBOZO DE UN PERFIL

Conclusiones

Bibliografía

Anexos

A NUESTROS PADRES...

AGRADECIMIENTOS

NUESTROS MAS SINCEROS AGRADECIMIENTOS A NUESTRA PROFESORA GUIA, SEÑORA MARIA CRISTINA VARAS A., POR SU ENTREGA Y DEDICACION DURANTE LA REALIZACION DE NUESTRO SEMINARIO DE TITULO, COMO TAMBIEN A LA SEÑORA MARIA EUGENIA PARRA S., QUIEN NOS ORIENTO EN EL DESARROLLO DE NUESTRA INVESTIGACION.

A LOS JUECES Y EXPERTOS QUE NOS PERMITIERON ACCEDER A LA INFORMACION NECESARIA, LA CUAL FACILITO LA REALIZACION DE NUESTRO ESTUDIO.

A NUESTROS PADRES, HERMANOS, COMPAÑERAS Y AMIGOS, QUE NOS ACOMPAÑARON DURANTE NUESTRA FORMACION COMO FUTUROS PILARES DE LA SOCIEDAD DEL MAÑANA.

AGRADECIMIENTOS

El grupo de seminaristas expresa sus más sinceros agradecimientos a los especialistas que integraron la muestra, su excelente disposición para entregarnos los criterios requeridos fue un elemento determinante en el logro de los objetivos planteados.

Participaron, en tal calidad, los siguientes profesionales:

Corno expertos:

Patricio Aguirre

Jorge Estrella

Alejandro Foxley

Mireya Gálvez

Syivia Lavanchy

Ricardo Lerván

Hortensia Morales

Hugo Morales

José Nagel

Gabriela Santelices

Félix Schwartzmann

Margarita Schultz

Gisela Tapia

Corno profesionales de la especialidad:

Michelle Amiot

Alejandra Kreps

Karen Cuñado

Paulina de la Carrera

Patricía Guerrero

Patricia Hemández

María Eugenia Llanos

Marcela Pinto

Selma Simonstein

RESUMEN

Los objetivos generales que orientaron esta investigación fueron recabar la opinión de expertos en relación a categorías de análisis que permitirían conformar un perfil profesional del Educador de Párvulos del siglo XXI y esbozar un perfil profesional sobre la base de las opiniones formuladas por los expertos respecto a las categorías de análisis antes mencionadas.

Para recabar la información de los expertos se elaboró un cuestionario, que fue validado mediante el criterio de jueces, aplicándolo a una muestra intencionada de profesionales destacados en diferentes áreas. Además, para complementar esta información, se diseñó un cuestionario anexo para ser entregado a educadoras de párvulos en ejercicio profesional.

La muestra abarcó 22 unidades de análisis distribuidas de la siguiente forma: 13 expertos de diferentes áreas y 9 educadoras de párvulos.

De las opiniones entregadas pro dichos expertos se puede inferir lo siguiente:

- es necesario lograr cambios actitudinales en los futuros educadores de párvulos, consolidar su formación humanista e incentivar su interés por investigar como una forma de lograr el autoperfeccionamiento permanente.

CAPITULO I

INTRODUCCION

La necesidad de introducir transformaciones en la educación ha llevado a realizar diversas acciones que permitieran contar con una visión integral de las fortalezas y debilidades del sistema educacional chileno.

El documento "Desafíos de la educación chilena frente al siglo XXI"(1), elaborado por un Comité Técnico Asesor de la Presidencia de la República, planteó distintas variables que incidirían en la superación de los problemas educacionales del próximo siglo; es así como llegaron a determinar lo siguiente: formación de futuros profesionales, perfeccionamiento de los profesionales en ejercicio, condiciones de trabajo de los maestros en las escuelas y liceos, organización eficiente de los establecimientos, etc. La meta es atraer hacia el ejercicio docente a elementos más calificados que, como consecuencia, permitan una acción educativa de mejor calidad.

Paralelamente distintas instituciones de educación superior organizaron eventos sobre el perfil profesional, la realidad actual de la formación docente y, específicamente, sobre la educación inicial; se examinaron las distintas variables que podrían traer como consecuencia la formación de educadores de párvulos creativos, capaces de seleccionar y provocar aprendizajes más significativos y, en síntesis, idóneos para integrarse activamente a la labor de mejorar la calidad de la educación.

También, para lograr este cambio educacional, se cuenta con el aporte de diversos especialistas cuyas publicaciones y/o participación en los eventos antes mencionados pueden servir de base para reflexionar sobre los desafíos que nos presentará el próximo siglo y, a la vez, para adoptar medidas tendientes a modificar las mallas curriculares en las instituciones que forman profesionales de la pedagogía.

En el campo de la educación parvularia este interés por examinar tanto las posibilidades de cambio como los elementos que dificultan o posibilitan dichas transformaciones ha sido objeto de estudios y ponencias presentados en distintos certámenes. Como consecuencia de este interés la educación del nivel parvulario cuenta con numerosos aportes teóricos que permiten esperar un futuro más promisorio.

En lo que respecta a la tecnología, tanto los aportes de los teóricos antes mencionados como las conclusiones extraídas de los eventos en cuestión, confluyen en señalar que los fenómenos de innovación y desarrollo tecnológico deben estar orientados hacia el servicio de una condición humana progresivamente más justa, participativa y ordenada. El uso de la tecnología debe incorporarse a la formación de los especialistas de la educación, considerando siempre que ésta es un recurso educativo importante pero que siempre es necesario que prevalezcan los valores humanos en dicha formación.

Este estudio pretende constituirse en un aporte significativo a la reflexión sobre el perfil profesional del educador de párvulos del siglo XXI, por cuanto, en el marco teórico del mismo, se sintetizan las contribuciones de los últimos años tendientes a apoyar las modificaciones educacionales que el país necesita, centrándose en la proyección que dichas contribuciones alcanzan en la educación inicial.

Por otra parte, los resultados de esta investigación podrán ser utilizados como documento de análisis para adoptar decisiones en la formación que se entrega a los futuros profesionales.

Al iniciar este estudio las alumnas - seminaristas se plantearon el siguiente problema:

¿Es posible esbozar un perfil del Educador de Párvulos del siglo XXI sobre la base de las sugerencias formuladas por expertos?

En función de este problema se enunciaron los objetivos generales y específicos:

Objetivos generales

Recabar la opinión de expertos en relación a categorías de análisis que permitirían conformar un perfil profesional del Educador de Párvulos del siglo XXI.

Esbozar un perfil profesional sobre la base de las opiniones formuladas por los expertos respecto a las categorías de análisis antes mencionadas.

Objetivos Específicos

- Analizar literatura en relación a los cambios que deberían producirse en la educación chilena del próximo siglo.

- Identificar en la literatura analizada aquellas variables que tienen mayor incidencia en la gestión del profesional de la Educación Parvularia.

- Analizar el criterio de expertos respecto a las categorías de análisis que deberían considerarse en el perfil profesional del Educador de Párvulos del siglo XXI.

- Proyectar el resultado del análisis realizado en un esbozo del perfil profesional que interesa a este estudio.

Para lograr estos objetivos se utilizó un diseño descriptivo transversal.

Como primera etapa, se revisó y analizó la literatura existente sobre los cambios que deberían producirse en la educación chilena del próximo siglo, examinando preferentemente aquella que se refería a la educación parvularia; sobre la base de ese análisis fue elaborado el instrumento para recabar la información el que, previa validación, se aplicó a los expertos; los datos proporcionados por dichos especialistas fueron objeto de un análisis cualitativo que sintetizó su criterio en relación al perfil del educador de párvulos del próximo siglo.

El presente estudio abarca las siguientes secciones:

II. Marco Teórico, en él se incluye:

Esbozo de un diagnóstico profesional

Análisis crítico del perfil profesional

Perfil actual que orienta la formación, el perfil y la realidad de la educación.

Realidad actual de la formación docente

Proposiciones para innovar la formación docente

Reflexiones sobre la educación actual

Posibilidades de cambio educativo

Perfil histórico del educador de párvulos Breve reseña histórica de la Educación Parvularia en Chile

Desafíos que enfrenta la formación de educadores de párvulos

Perspectiva tecnológica

La Informática en la educación

Reflexiones en torno a la informática

Cultura informática

Un modelo fluido de cultura informática

Lenguaje Logo

El computador en la educación inicial

Multimedios

Ventajas y desventajas de la computación en la educación de párvulos.

III. Metodología, que incluye:

Diseño de la investigación

Variables

Etapas previas a la elaboración del instrumento. Procedimiento para la elaboración del Marco Teórico e instrumento.

Revisión bibliográfica

Reorganización y ampliación del marco teórico

Estrategias para elaborar el instrumento de recolección de datos

Validación del instrumento

Prueba de confiabilidad del instrumento.

Categorías de análisis

Unidades de análisis

Criterios para la estratificación de la muestra

6. Administración de los instrumentos.

IV. Resultados, análisis e interpretación de datos

V. Esbozo de un Perfil

VI. Conclusiones

VII Bibliografía

VIII. Anexos

CAPITULO II

MARCO TEORICO

1. ESBOZO DE UN DIAGNOSTICO EDUCACIONAL

Hoy se comenta en diferentes ámbitos la necesidad de introducir transformaciones tendientes a mejorar la calidad de la educación; consecuente con esta inquietud generalizada el gobierno inició, en 1991, distintas acciones que permitieran contar con una visión global de las fortalezas y debilidades que presenta nuestro sistema educativo. También han colaborado en tal sentido las instituciones formadoras de pedagogos, organizando eventos que facilitaran el intercambio de ideas entre especialistas. Los medios de difusión no han permanecido ajenos al problema, incorporando entrevistas y artículos que enriquecen la discusión.

Analizando las iniciativas mencionadas, es posible derivar ciertos elementos que contribuyan a elaborar una visión global de los cambios que deben introducirse de inmediato en la educación, considerando además las exigencias que ésta deberá enfrentar en el próximo siglo.

En relación a las propuestas y desafíos educacionales del futuro, El COMITE TECNICO DEL DIALOGO NACIONAL SOBRE LA MODERNIZACION DE LA EDUCACION CHILENA, DESIGNADO POR S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, plantea en su informe' que vivimos en una nueva era caracterizada por rápidos y profundos cambios nacidos del poder creador y del trabajo humano. Una época de acelerado cambio tecnológico y de reestructuración de las relaciones entre las personas, los grupos y las naciones. A nuestro alrededor emerge un nuevo tipo de sociedad, indiscutiblemente llamada post-industrial, de la información y los conocimientos, globalizada o de las comunicaciones.

La educación que la sociedad chilena entrega hoy a sus hijos no está a la altura de las necesidades del futuro. Por lo que cabe a nuestra generación constatar esas deficiencias e impulsar los propósitos de una reforma y modernización chilena.

El informe analiza en forma específica y crítica la manera en que se desarrolla el proceso educativo en los distintos niveles en cuanto a logros, avances, deficiencias, etc.

En relación al nivel preescolar señala el aumento de la cobertura desde el año 1960 hasta nuestros días cuyo incremento de un 2%, en ese momento contra un 18% hoy día ha sido significativo.

Pese a este gradual incremento, la cobertura en la Educación Parvularia, se mantienen diferencias en cuanto al aprovechamiento de esas oportunidades según el nivel de ingreso de los hogares de origen de los niños. Mientras que en el caso del 20% de la población con ingresos más altos cerca de la mitad de los niños asiste a un programa preescolar, en el grupo de ingresos más bajos, en cambio, sólo 2 de cada 10 se beneficia siendo la tasa de participación menor a 3 de cada 10 niños. También en los otros quintiles que componen el 60% de menores ingresos en la sociedad.

Otro aspecto que incidiría en la preocupación por este nivel parvulario sería la constatación de que la experiencia de participación en un programa preescolar se halla positivamente asociada con el posterior desempeño escolar. Lo que otorga por lo tanto un rol fundamental a la Educación Parvularia como preparación para la escuela teniendo presente la necesidad de encontrar cierta continuidad entre los modelos pedagógicos de modo que en el paso del nivel preescolar al básico no se produzca un cambio tan drástico.

En forma específica al nivel parvulario se le plantea como desafío extender gradualmente la educación preescolar a todos los niños del grupo de 4 - 5 años, reforzando el logro de las habilidades previas al aprendizaje de la lectura, escritura y cálculo. Con ese fin, convendrá crear una subvención por niño atendido, tanto en establecimientos públicos como privados orientados a la atención de niños en extrema pobreza.

En forma paralela se deberá buscar la mejor forma de integración entre el parvulario y los años iniciados del ciclo escolar, de modo de evitar el drástico cambio pedagógico y una forma de hacerlo es que ambos subsistemas se coordinen e integren en un proceso pedagógico continuo, tanto en el trabajo con los niños como en la formación de los profesionales que trabajan con ellos. En este sentido los medios de comunicación masiva podrían mostrar a las familias la importancia que reviste la formación durante los primeros años de vida del niño y el papel positivo que puede desempeñar la educación parvulario.

Para la consecución y puesta en marcha del proceso de modernización el Comité considera como una condición necesaria en el proceso de modernización, el fortalecimiento de la profesión docente, la que se presenta como una profesión crucial para el futuro de la sociedad, esta modernización requiere de la participación activa y comprometida de los profesores. El fortalecimiento de la profesión se concibe en términos de dotarla de condiciones que permitan a los profesores ejercer su labor en el mejor nivel posible y creando un adecuado contexto para su desarrollo. Se plantea como un aspecto fundamental el reconocimiento social de profesores.

En cuanto a la creación de condiciones favorables para el desarrollo de la profesión docente, se piensa en la confluencia de aspectos tales como: formación de futuros profesionales, perfeccionamiento de profesionales en ejercicio, condiciones de trabajo de los maestros en las escuelas y liceos, organización del establecimiento docente, situación del mercado laboral de la profesión y funcionamiento de los demás elementos que inciden en el desempeño profesional. La meta es alcanzar para el año 2000, un sistema educacional en el cual las instituciones ofrezcan mejores remuneraciones, autonomía profesional y oportunidades de desarrollo profesional para atraer a la enseñanza a personas altamente calificadas que, de lo contrario, elegirían trabajar en otras profesiones. A cambio, los docentes aceptarían mayores exigencias y estándares más altos de desempeño, y una efectiva responsabilidad pública en los logros de sus alumnos en los establecimientos en que trabajan. Lo anterior supone transformar el contexto en que actualmente actúan los docentes, valorar la competencia profesional y organizar los incentivos de la profesión de acuerdo con el mérito y el desempeño.

En relación a la formación docente, se postula que quizá son las instituciones formadoras de profesores las que tienen el desafío más complejo, ya que deben formar a los "formadores" de la sociedad.

La experiencia internacional y la chilena, muestra que existen diversas fórmulas para la formación de docentes, posibles de ser usadas si es que se adecuan a las circunstancias nacionales y a los desafíos que en cada momento enfrentan los sistemas escolares.

Se espera que hoy y a futuro el educador cumpla un papel esencial, para lo cual deberá contar con un adecuado manejo de competencias docentes, y las destrezas requeridas para organizar el aprendizaje de sus alumnos; un sólido conocimiento de las materias que le corresponde enseñar; una comprensión de los procesos de desarrollo de los niños y adolescentes y la habilidad para motivarlos en la sala de clases, capacidad de reunir y seleccionar información, de trabajar en equipo con los demás docentes del establecimiento y de asumir responsabilidades frente a sus alumnos, los padres y la comunidad.

Se plantea que debe atribuirse particular importancia, durante el período de formación de maestros, al desarrollo de aquellas capacidades requeridas para enseñar en las escuelas que atienden niños provenientes de los hogares más pobres y de las destrezas necesarias para la enseñanza simultánea de varios grados, (modalidad que predomina en las escuelas rurales). Los futuros docentes deben adquirir el conocimiento y práctica necesaria para diseñar y gestionar proyectos educativos, considerando que en el futuro las escuelas mismas deberán administrarse en términos de múltiples proyectos, que les permitan vincularse a la comunidad, a las empresas y a las diversas redes de apoyo que vayan surgiendo a su alrededor.

El esfuerzo por renovar la formación de los docentes debe comprometer a todas las instituciones pedagógicas del país tanto públicas como privadas. la participación del Estado sería de apoyo a la iniciativa mediante un fondo competitivo.

La combinación de la teoría con la práctica es otro aspecto que se menciona en el informe, como también hace hincapié sobre la profesionalización permanente del docente, lo que implica una actualización día a día, unido a diversas modalidades de perfeccionamiento.

También se determinan algunas condiciones de organización del establecimiento docente, dentro de las cuales están: la autonomía profesional, la jornada profesional y el compromiso con el proyecto' educativo, aspecto fundamental para el logro de las metas. Esto hace referencia a lo fundamental que es que el docente tenga facultades como para planear sus actividades, contando con un tiempo para ello dentro de la jornada de trabajo, sintiéndose muy comprometidos con la labor educativa que está llevando a cabo en ese momento.

Al examinar la organización del campo laboral docente, se enuncian aspectos como las condiciones bajo las cuales éste funciona, planteando que se debe mejorar la calidad del personal docente mediante un reclutamiento más selectivo de alumnos para las carreras pedagógicas.

En síntesis la modernización exige cambios medulares en lo que respecta a infraestructura material, recursos humanos, administración educativa y diseño curricular en el ámbito de la formación pedagógica.

2. ANALISIS CRITICO DEL PERFIL PROFESIONAL

En un evento (3) realizado en el año 1994 se presentaron tres ponencias referidas específicamente al perfil profesional que debe orientar la formación de pedagogos. La actualidad de esta reflexión, en el momento que se discute en torno a cambios educacionales, justifica un examen suscinto de las ideas planteadas.

El planteamiento de la Universidad Católica de Valparaíso (4) puede sintetizarse en los siguientes aspectos:

Dicho perfil debe integrar las exigencias y expectativas de los centros formadores y ocupacionales evitando así caer en utopías.

Sus rasgos deben considerarse como un conjunto de objetivos a lograr, pero ellos se dan indisolublemente en la dinámica del individuo, considerado en su dimensión personal y profesional.

Estos rasgos se proyectan en tres direcciones confluyentes: el ser (exploración y desarrollo de sí mismo); el saber (dominio del conocimiento pedagógico) y el hacer (desarrollo de habilidades y destrezas necesarias para la acción educativa).

Coincidente con el enfoque anterior es el de la Universidad Austral de Chile; la Facultad de Filosofía y Humanidades (5) también diversifica el perfil del pedagogo en: características del ser, características del saber y características del saber hacer.

La exposición del representante de la Universidad Católica del Maule, Talca (6) enuncia la idea del peligro de estandarizar a la gente, a la persona en una profesión y afirma que por sobre el perfil del educador debe estar la unicidad, concepto del que se deriva que la persona tiene una preparación para asumir su propia vida, no sólo su trabajo o sus estudios. Plantea que la idea de perfil debe tomarse con algún cuidado, sin desecharla.

Respecto de este último aporte cabe señalar que el peligro de estandarizar a las personas no es tal, por cuanto la identidad, descubierta en el proceso de consolidación de la singularidad, garantiza el fortalecimiento del ser considerado como expresión de esa singularidad.

En consecuencia, si bien es cierto que el perfil profesional debe cautelar los riesgos de alienar el yo, también éste, desde su descubrimiento, busca las vías para proteger su autenticidad, evitando así su dispersión como producto del influjo externo.

El perfil profesional constituye la meta a la que se aspira; pero dicho perfil no puede concebirse independientemente del proceso de desarrollo curricular como una de las instancias que deben ser consideradas al diseñarlo.

En un trabajo realizado por conocidos investigadores (7), se propone explícitamente la revisión de los perfiles profesionales, los roles del maestro, los planes y programas de estudio, y la relación entre teoría y práctica de la formación docente.

Se plantea que los roles del profesor son asignados por la institución y se limitan a la planificación y evaluación de las estrategias de aprendizaje. Por lo que se toma como una obligación de los docentes el romper con el conformismo existente para participar activa y críticamente en la búsqueda del conocimiento posibilitándose sólo así un cambio real de las actitudes de los maestros; como por ejemplo asumir riesgos, lo que se daría después del logro de una mayor autonomía y, además, que éstos logren ser actores reales de enculturación, de su identificación e identidad.

Se visualiza como necesario que el profesor adquiera un sentido tal de la autonomía de modo que, al incorporar el saber cotidiano, se sienta seguro de sí mismo y también sea capaz de prever, anticiparse, y que, a través de los propios procesos de indagación, esté en condiciones de generar y seleccionar saber, dentro de la heterogeneidad cultural.

En cuanto a la formación de profesores, desde la perspectiva de la participación social se plantea que la crisis de la educación nacional - y por ende el rol de los profesores - se explica a través de un proceso social mayor conocido como la secularización, dado por el tránsito de una sociedad monolítica a una fragmentada, diversa, plural y múltiple.

A juicio de los elaboradores del trabajo, el rol asignado a la formación por parte de las instituciones formadoras, el rol esperado por la sociedad respecto a sus miembros, el propio rol autoasignado por el profesor y, por cierto, el elemento definitorio del profesionalismo del maestro, está indisolublemente ligado a la participación o colaboración del profesor en la formación de personas.

Otra instancia de reflexión fue el Seminario "El Educador de Párvulos del Siglo XXI" realizado por la Universidad Central el 17 de junio de 1994.

En ese evento se debatieron tanto conflictos axiológicos como problemas referidos específicamente al rol profesional que el educador enfrentaría en el próximo siglo.

Los especialistas participantes concluyeron en afirmar que la actividad pedagógica del nivel debería centrarse más en lo empírico, evitando las distracciones de carácter burocrático y formal, por cuanto la formación del niño estará arraigada en la realidad de su entorno y, además exigirá un sólido desarrollo valórico.

Coincidente con lo planteado en las ponencias señaladas anteriormente, el especialista Manuel Canales (8) afirma que el educador- profesor debe poseer un perfil eficiente en lo cognitivo, con una esencia humanista de servicio académico y solidario en la acción cívico-social. Esto nos muestra que específicamente en lo que al perfil se refiere existiría una cierta convergencia de aspectos principales tendientes a enfatizar características del ser, del saber y del saber hacer.

3. PERFIL ACTUAL QUE ORIENTA LA FORMACION

EL PERFIL Y LA REALIDAD DE LA EDUCACION

Si el perfil no puede concebirse independientemente del proceso de desarrollo curricular, es muy importante revisar la formación actual. Esto implica profundizar en lo que se espera que el educador haga en las aulas, indagar en el ideal del educador que existe hoy en día.

Se espera en la actualidad que el educador que egresa de un centro formador, sea capaz de planificar su acción en base a objetivos creados por el sistema educacional. Se espera que este educador se aboque a llevar a cabo su labor sin introducir transformaciones educativas al sistema, ni tampoco en la acción misma.

De Puyadas plantea "mientras la formación de maestros siga realizándose en forma tradicional, no se podrán introducir transformaciones de carácter significativo, por lo tanto, es necesario plantearse con extrema urgencia una estrategia de introducción de innovaciones educativas en la formación de los nuevos profesores".(9)

4. REALIDAD ACTUAL DE LA FORMACION DOCENTE

El problema de la formación docente nace con el ingreso de los estudiantes a cursar carreras de pedagogía.

El profesor Maturana (10) plantea que hoy en día la preocupación de los estudiantes ha cambiado, ya que ellos se enfrentan al dilema, primero de prepararse para competir en un mercado profesional y segundo de ser fieles al impulso de su empatía social que los llevará a cambiar un orden político- cultural, generador de excesivas desigualdades que traen pobreza, sufrimiento material y espiritual, habiendo una diferencia enorme entre ambas.

Lo anterior es muy fácil de ser llevado a la realidad de los estudiantes de pedagogía ya que, debido al dilema anteriormente mencionado, se pierden quizá muchos casos de vocación muy valiosa.

"La configuración profesional y socio-económica existente en Chile y América Latina del profesorado está marcada por una notable discriminación en relación con otros profesionales; la prueba está en que la postulación a las carreras de pedagogía se hace con los puntajes más bajos de selección, sus postulantes y alumnos que ingresan corresponden a personas de origen socio-económico medio o bajo, sumando a esto la subvaloración que existe hacia el profesorado por parte de las clases medias y altas de la sociedad chilena".(11)

En resumen el ingreso de los alumnos, futuros educadores, depende de muchos factores los que muchas veces no dan como resultado un educador idóneo tanto por su vocación precaria como por la formación tradicional que recibirá durante el período.

La formación se imparte desde una concepción intelectualizada de la educación, ya que en los currícula de formación de profesores prima la transmisión de contenidos intelectuales y no el conocimiento que el futuro educador deba tener de sus propias emociones y cuerpo al no ser educados para valorarlos ni tampoco ser enseñados para comprender y manejar sus afectos y emociones básicas.

La formación personal de los profesores en ningún caso está enfocada a la atención de procesos de desarrollo y maduración juvenil que viven los alumnos, siendo fundamental en esta profesión el dominio de la esfera intelectual y afectiva que tenga el educador, dado por el establecimiento de sanas y adecuadas relaciones interpersonales, por lo que se sugiere generar sistemas más personalizados en la formación de maestros.

Dentro de estos aspectos que atentan contra el desarrollo personal, tanto de maestros como de alumnos, están: la masificación de la enseñanza, currícula fijos, pedagogía tradicional, falta de ámbitos de renovación y diálogo, etc.

Durante el período de formación al maestro se le enseña cómo planificar, cómo evaluar, pero no se le enseña a crear sus propios espacios de libertad y creación, no se le muestra el camino de la posible autorrealización. Por lo mismo, el alumno de pedagogía comienza, desde el inicio de su formación, un camino en contra del ejercicio de la libertad y del desarrollo que ella implica.

"En lo que a potencialidades creadoras respecta a los estudiantes de pedagogía no se les enseña a renovar ni creer en sus potencialidades creadores, por lo que, cuando ejercen no son capaces de transmitir una experiencia diferente a lo aprendido, siendo con esto eliminada la creatividad de las instituciones formadoras y, por ende, del sistema educacional".(12)

Otro aspecto característico de la formación de profesores está dado por la distancia que existe con el mundo del conocimiento. El profesor está alejado del mundo del conocimiento científico y tecnológico y, en general, del mundo de los nuevos conocimientos de la realidad contemporánea.

Es a raíz de aquellos aspectos de la formación actual que surgen los desafíos que deberá enfrentar la formación futura.

5. PROPOSICIONES PARA INNOVAR LA FORMACION DOCENTE

El sistema educativo necesita de una modernización para así lograr mejores resultados en la educación. Es por eso que se deben cambiar el pensamiento y las actitudes de los docentes, es decir, modificar la formación de educadores.

En la Universidad Central se examinaron los desafíos que demandaba esa modernización; fue así como se fueron delineando las bases de una innovación curricular importantísima y, posteriormente, se creó un nuevo plan de estudios.

El plan de estudios del grado de licenciado en educación y del título de educador de Párvulos (13) respondió a dos requerimientos principales:

1. exigencias de la ley orgánica constitucional de la enseñanza a las instituciones formadoras.

2. cambios de la educación preescolar a nivel mundial y la ampliación de la cobertura en el país.

Además emanó de la evaluación constante del plan de estudios anterior que regía en la carrera.

En 1987 la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad Central elaboró un proyecto de investigación con el fin de detectar intereses en relación al perfeccionamiento académico e investigar necesidades y carencias en relación a las áreas del que hacer profesional.

El análisis de la información obtenida permitió diseñar un programa de post-título centrado en el desarrollo del niño y el educador. Este programa tenía como objetivo:

- Permitir el acceso de sus egresados a diversos niveles de post-grado.

- Conferir a los educadores una formación actualizada en disciplinas afines a la educación.

- Facilitar el desarrollo de habilidades necesarias para una acción educativa eficiente y eficaz.

Las asignaturas que se incluyeron para el post-título fueron:

Cuadro pag. 23

Bases que sustentaron el Nueva Plan de Estudios

En un estudio realizado por el Comité Nacional Chileno de la Organización Mundial de la Educación Pre-Escolar (1991), se llegó a plantear que, en ese período, la formación de educadores de párvulos se enfrentaba a problemas críticos tales como:

a). la demanda de lo no formal: en la actualidad está teniendo grandes demandas para introducirse al campo de lo no formal, lo que hace necesario reestructurar la formación de las nuevas generaciones.

b). calidad de la formación: es indispensable ya que afecta directamente a la calidad de la educación y la promoción profesional.

El problema de la calidad de la educación radica en 4 aspectos: calidad de los alumnos que ingresan a la carrera, calidad de los docentes, oportunidades e intervenciones pedagógicas y por último la calidad de los egresados.

c). La calidad de los estudiantes: en general, entran a esta carrera mujeres y no se sabe con claridad cuál es el perfil que describe a los estudiantes que ingresan. Además las personas que egresan de los estudios superiores tienen una formación muy deficiente.

d). La vinculación con la enseñanza básica: debido a que el nivel transición está estrechamente ligado con la educación básica, será necesario que tanto el educador de párvulos como el profesor básico comprendan las necesidades de los niños de los niveles del jardín y del colegio y de esta manera hacer menos traumático el cambio para el niño.

e) Demanda de la diferenciación: Es importante que los planes de estudio sean flexibles y consideren aspectos propios de la realidad cultural.

f). Educación inicial desde el inicio: Es importante que el educador sea flexible en la aplicación de los programas educativos y considere más importante al realizar las actividades, el ritmo propio de cada niño.

g). Aspectos globales: al realizar un análisis global de los planes de estudio de la carrera en diversas instituciones se advierten algunos rasgos importantes que destacar:

-. Todos consideran asignaturas en todas las líneas, por lo que existe una homología estructural general y una concepción profesional determinada.

En cuanto a los principios fundantes también son consistentes.

h). Aspectos críticos de la profesionalización: al analizar los planes de estudios se puede apreciar que se prepara a las educadoras de párvulos para que se desempeñen en las instituciones típicas del país, también en ellos sé enfatiza lo instrumental, lo que favorece el trabajo directo con los niños. Además se puede apreciar "la abstracción" de los planes y se advierte que la profesión es cerrada en cuanto a la población con la que se puede trabajar proyectándose al sistema.

En relación a la funcionalidad, cabe destacar que los planes de estudio consideran asignaturas que posibilitarían al educador de párvulos comprender el fenómeno social y cultural en forma amplia.

El Nuevo Plan de Estudios

El plan de estudios anterior tenía características curriculares innovadoras tales como: práctica en terreno desde el inicio de la carrera, taller de expresión integrada que permite al alumno tener estrategias para una educación del arte; taller de psicología, con el cual se integra teoría y práctica al detectar casos-problema y seminarios de título para problematizar científicamente tópicos de la educación.

Los aspectos que debían fortalecerse eran:

- Rol del educador como formador de valores.

- Ampliar sus conocimientos en relación a las características del niño.

- Ampliar la capacidad para detectar y estimular a los niños con pequeños déficit.

El nuevo plan de estudios comenzó a aplicarse el año 1993 y fue sometidos evaluaciones permanentes. Es así como, en el mes de octubre de 1994 la Directora de la Carrera, Sra. Selma Simonstein F. y la Coordinadora de Investigación Sra. María Eugenia Parra S., participaron en un evento 14 para dar a conocer el resultado de esas evaluaciones.

Sobre el perfil del educador ellas plantearon que este se proyectaba en los siguientes planos:

1. De la formación personal: se relaciona con dos dimensiones fundamentales que son, la dimensión de sí mismo y la dimensión de los otros. En la primera el Educador necesitará llegar a conocerse a sí mismo, tener una verdadera vocación, ser equilibrado con sentido común y compromiso, teniendo clara la importancia de su labor. En la segunda, el educador deberá tener claro cuál es su rol de modo que pueda enfrentarse de igual a igual con otros profesionales relacionados con su campo; en esta dimensión se hace importante que la relación con el personal, padres y otros miembros de la comunidad sea apropiada.

2. Del profesional: Es importante desarrollar ciertas aptitudes y destrezas propiamente profesionales.

Será fundamental ampliar el conocimiento del niño más allá de los 7 años.

El educador desarrollará una actitud científica y un manejo de aquellos conceptos e instrumentos que le permitirán llevar a cabo un análisis profundo de situaciones, fenómenos y contextos educativos; esto le facilitará el participar activamente con equipos multiprofesionales.

El educador de párvulos será capaz de hacer que el paso del jardín infantil a la enseñanza básica no sea tan brusco, proporcionando al niño actividades educativas que incentiven efectiva adaptación. Esto permitirá a los educadores tener una visión integrada evitando que el nivel de transición se vea sólo como una mera preocupación por preparar al niño para el primer año de la escuela.

Se plantea que la escuela pretende que todas las acciones e intervenciones sean puramente educativas, en cuanto estén cubiertas de un claro fin pedagógico. Es así como las influencias del educador en el párvulo siempre están guiadas a metas actuales o futuras habilidades y desarrollo de las potencialidades del pequeño.

La evaluación presentada incluyó una síntesis de los antecedentes considerados para la innovación curricular, el marco teórico y los principios que sustentaban el plan, la estructuración del currículum con los ejes curriculares involucrados en él, los principios evaluativos y la metodología de trabajo implementada para satisfacer las necesidades de un nuevo plan de estudios.

Un nuevo currículum de formación de educadores que se ha puesto en práctica también en este último tiempo en la Pontificia Universidad Católica,(15) es un currículum moderno, en la perspectiva del año 2000. Este se caracteriza por incluir en sus planes de estudios el tema de desarrollo social y económico, lo que implica el desarrollo local, temas de políticas y planificación educacional, etc.. El educador que se desea formar a futuro en la Universidad Católica debe ser autónomo, reflexivo, responsable de sus decisiones, con conciencia de equipo y de la necesidad de perfeccionarse continuamente. El especialista Domingo Bazan coincide con lo anterior en que el futuro educador debe ser reflexivo y autónomo. Este especialista dice que debería formarse un profesional con dos aspectos importantes:

1. Que sea eficiente y reflexivo

2. El educador debe ser autónomo y crítico, corporativo e intelectual.

En la Pontificia Universidad Católica de Chile se propone un educador más creativo, capaz de seleccionar y provocar aprendizajes significativos y relevantes y que sea capaz de impulsar y participar en el proyecto de mejoramiento de la calidad de la educación.

La nueva propuesta de la Pontificia Universidad Católica se resume en aspectos fundamentales: la proposición de una intencionalidad educativa de la formación, ésta da a entender una concepción o pensamiento respecto de la formación de educadores; "el delineamiento de una estructura básica para la configuración de los currículo de la formación y la descripción de una dinámica curricular para los procesos de formación que articula un modelo de progresión de la formación de educadores al interior de los currículo y de algunos elementos de estrategia curricular" (16)

Se propone además una estructura curricular única para la formación de pregrado, con una parte de formación común y otra diferenciada para educación parvularia, educación media y educación básica, a través de cuatro años y medio, esto da la posibilidad de obtener el grado de licenciado en Ciencias de la Educación y el título correspondiente.

Existen cuatro ejes o líneas de progresión en esta nueva propuesta, tres de estos ejes se despliegan paralelamente y recorren en forma vertical el currículo. Estos son:

a) El eje de progresión cognitiva de los futuros educadores, es una integración de los conocimientos que se le entregan a los alumnos.

b) El eje de progresión de desarrollo personal, proceso que apunta al encuentro consigo mismo y con la educación hasta que se forme el profesional adecuado a la tarea educativa.

c) El eje de progresión profesional, va desde el saber profesional hasta el hacer profesional.

El cuarto eje que atraviesa en forma transversal el currículo, este une a los tres ejes anteriores, esta es la línea de progresión, teoría - práctica. Este se resume en tres fases o períodos:

1. inicial: su énfasis está en definir la vocación del estudiante;

2. se centra al proceso educativo formal y no formal;

3. su énfasis está en la experiencia metodológica de la educación.

La culminación de estos talleres de vinculación teórica-práctica es el internado pedagógico.

En esta propuesta también se plantea un nuevo papel del educador, este debe tener una sólida escala de valores fundamentada en la perspectiva cristiana, poder resolver los problemas educativos en el aula y trabajar con otros profesionales.

Así como la Pontificia Universidad Católica de Chile está pensando y proyectándose hacia un futuro de cambios y necesidades diferentes, existen también varios centros de formación de educadores que se encuentran realizando este mismo proceso en el cual toman aspectos similares y otros diferentes, ya que cada centro le da más énfasis a unos o a otros.

En este marco teórico es muy relevante destacar otras propuestas como la investigación realizada al interior de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío Bío, (17) esta plantea:

- que los intereses pertinentes a la actividad pedagógica en los alumnos que cursan carrera de pedagogía son de un grado más bien moderado;

- proponer una alternativa de nivelación a través de un plan inicial de al menos un año de duración, que contemple en términos generales las siguientes áreas: historia de la cultura, aprendizaje de estructuras lógico- matemáticas, lecto-escritura y/o expresión oral y escrita, arte y tecnología;

- proponer la reducción de años en la formación inicial de profesores, lo que implicaría impartir las carreras de pedagogía en áreas de conocimiento de mayor amplitud;

- la formación pedagógica se entregará en forma integrada;

- se propone la profundización y actualización de las disciplinas de la especialidad, esto en relación al posterior proceso de formación continua y permanente de profesores;

- el docente se profesionalizará a través de la formación permanente de los profesores en servicio;

- instauración de talleres que permitan al profesor diagnosticar su propia realidad y reflexionar sobre las formas de solucionar los problemas que se detecten y satisfacer las necesidades que se descubran en reemplazo de los cursos de perfeccionamiento tradicionales.

El profesor egresado de este programa deberá presentar las siguientes cualidades:

1. Orientar sus propios procesos de autodesarrollo personal y profesional.

2. Tomar decisiones en los distintos niveles de su que hacer profesional.

3. Demostrar equilibrio emocional en su interacción con todos los involucrados en el proceso formador.

4. Actuar acorde a una sólida formación valórica.

5. Resolver conflictos y problemas en forma creativa.

6. Mostrar apertura al cambio y asumir el rol de agente innovador.

7. Proyectarse hacia el futuro.

8. Asumir una posición frente a los demás, haciéndose respetar y respetando.

9. Actuar en forma empática.

10. Adaptarse a las diferentes realidades en las que debe llevar a cabo su labor profesional.

11. Manejarse con expedición en el área del conocimiento y en temas de cultura general.

12. Manejar con autoridad fundamentos teóricos de la educación (sociológicos, filosóficos, psicológicos).

13. Dominar diferentes técnicas pedagógicas que faciliten el aprendizaje de acuerdo a las diferencias individuales de los estudiantes y sus realidades socio-culturales.

14. Diseñar la planificación y evaluación del proceso de enseñanza- aprendizaje.

15. Comprender conceptos actualizados de evaluación educacional.

16. Elaborar proyectos educativos que satisfagan necesidades de su unidad.

17. Demostrar que conoce el manejo de materiales y equipo de apoyo a la docencia actualizados.

18. Formular proyectos de investigación en la acción.

19. Aplicar adecuadamente criterios de selección y graduación de contenidos para programas de enseñanza.

20. Ejecutar el proceso enseñanza-aprendizaje acorde a lo planificado (relacionando teoría y práctica).

21. Hacer uso de técnicas de reforzamiento de la autoestima.

22. Utilizar estrategias para que los estudiantes desarrollen valores.

23. Aplicar metodologías que quiebren el esquema tradicional en las clases.

24. Desarrollar investigación en la acción que le permitan mejorar su que hacer educativo.

25. Administrar recursos humanos, materiales y económicos dentro de su que hacer educativo.

26. Administrar en forma adecuada los medios y equipos de apoyo a la docencia. (18)

Esta proposición contiene varios aspectos similares a los de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Además de estas propuestas, existen otros documentos que se refieren a cómo debería ser el educador del año 2000; se destaca el documento llamado "Competencias genéricas proyectadas hacia la formación del profesor en el año 2000", este documento trata de proyectar y diferenciar algunas de las áreas de competencias genéricas que todo profesor debiera poseer hacia el siglo XXI, independientemente del nivel escolar en que le corresponda actuar.

Estas competencias han sido básicamente definidas y existe un consenso mayoritario en que constituyen el punto de partida para la formación docente, ellas fueron descritas en función de cinco áreas: destrezas de comunicación, conocimientos básicos, didácticas, administrativas, interpersonales o de las relaciones humanas.

Estas competencias genéricas se pueden definir de la siguiente manera:

Competencias en el ámbito de la comunicación: al proyectar hacia el futuro, de acuerdo a la hipótesis de la sociedad abierta y solidaria, el profesor tendrá que asegurar la capacidad de comunicación, ésta correspondería al campo de los conocimientos prácticos según Toffler, el que opina que todos deberían ser instruidos necesariamente para la comunicación humana y para la integración social.

En ese mismo documento del C.P.U. (19) varios especialistas plantean que el profesor del año 2000 deberá dominar eficazmente cuatro idiomas esenciales: la lengua materna, universal, moderna y extranjera.

Comunicarse en lengua materna significa manejar todas las funciones sociales del lenguaje y los subcódigos usados por el individuo según las diferentes situaciones de comunicación.

La habilidad para comunicarse en lengua universal significa utilizar el lenguaje matemático, esencial en el mundo contemporáneo, respondiendo con esto a la necesidad de manejar un código que facilita la indagación y el descubrimiento de otras ciencias y técnicas allí donde no puede llegar la experimentación, la matemática seguirá confirmándose como ciencia en el campo de la especulación como obra genuina del pensamiento.

La habilidad para comunicarse en lengua moderna está referida al manejo del lenguaje de la ciencia y la tecnología, las cuales deben convertirse en elementos esenciales de toda empresa educativa, por lo que el profesor del año 2000 deberá, por estar inserto en un mundo científico y tecnológico, conocer el lenguaje de esa realidad para hacer vivir al educando el proceso científico y permitirle actuar en un contexto tecnológico desde los primeros años de escolaridad. Así el profesor podrá apoyarse en el lenguaje de la computación creando las condiciones de un aprendizaje eficaz y rápido.

La habilidad para comunicarse en lengua extranjera es una manera de poder responder a un mundo futuro interrelacionando el progresivo desarrollo, la creciente complejidad de las comunicaciones en el mundo y la simultaneidad de los actos comunicativos. De esta forma se crearán las condiciones para que los individuos experimenten la necesidad de dominar una lengua extranjera, esta necesidad obligará a los organismos gubernamentales y privados a introducir programas masivos de lengua extranjera como medio para enfrentar necesidades vinculadas a los fenómenos laborales, políticos, económicos, empresariales, comerciales, etc.

El quinto idioma agregado por los autores está relacionado con la comunicación didáctica, basado en objetivos centrados en el educando y exigiendo un clima de libertad en el aula.

En cuanto a la competencia en el ámbito didáctico, ella se visualiza en el presente y el futuro. En la actualidad el profesor de aula debe desempeñarse exitosamente en tres áreas: planificación del intento educativo, conducción de las estrategias del aula y evaluación de los resultados del proceso de enseñanza-aprendizaje. A futuro deberá ser un facilitador de experiencias, recalr-ándose en su formación el carácter de comunicador, diagnosticador, diseñador y evaluador de los logros obtenidos por el educando.

Debido a los sistemas tecnológicos que existirán en el año 2000 la comunicación se caracterizará por ser una información fluida y automáticamente regulada, desempeñando las máquinas un papel preponderante en la comunicación. Las nuevas tecnologías que se aplicarán en las comunicaciones crearán profundos cambios en las escuelas. "La riqueza de la información va a desplazar el equilibrio de la experiencia directa o indirecta hacia una experiencia sustituta". (20)

En la formación del futuro profesor es importante enfatizar el desarrollo de competencias que contribuyan a la creación de un clima de relación solidario y cálido que proporcione seguridad al alumno, escuchando sin presionarlo autoritariamente. Esta idea es sostenida por diferentes autores, quienes afirman que este clima se daría en un marco de autenticidad estableciendo una relación profunda de calidad humana y un vínculo de igual a igual. El docente deberá desarrollar una gran capacidad de autocrítica para reconocer sus defectos y limitaciones, evaluar su trabajo para optimizar su actuar y mejorar la calidad de su acción con respecto a sí mismo y a los demás; si esto se diese sería posible el logro de la autodirección, autocontrol, autoresponsabilidad, autodeterminación y autoevaluación.

El señor Navarro en su documento de trabajo "Perspectivas de la Educación en los países latinoamericanos hacía el año 2000" (21) responde la siguiente pregunta:

¿Cuáles han de ser las perspectivas de la educación hacia el año 2000?

Desde el punto de vista de su definición, la educación seguirá siendo un fenómeno humano. Esta tendrá que pulir sus técnicas y procedimientos, ya que el hombre de ese tiempo estará dentro de un mundo más complejo, deberá desarrollar capacidades efectivas y cognoscitivas, éste estará cada vez más sumergido en un mundo automático, desprovisto de valores interpersonales y de cambios muy rápidos.

En síntesis, la función personalizadora del hombre y humanizadora del mundo, seguirá constituyendo la definición fundamental de la educación.

Desde el punto de vista de su función social, se piensa que la educación reforzará su relación con el contexto global-social, siendo más efectivo su carácter intersistémico. Las formas de masificación van a predominar respecto a las personalizadas, los métodos y técnicas de aprendizaje se orientarán más a la extensión que a la profundización de los conocimientos.

El espacio donde se realiza actualmente el aprendizaje, es decir la sala de clases, se ampliará a la comunidad. En tal sentido las formas educacionales serán más bien informales.

Desde el punto de vista del análisis teórico, se proponen dos:

a) las expectativas del desarrollo educacional en todos los países de Latinoamérica.

b) las expectativas educacionales a nivel de dichos países y específicamente de Chile.

En el documento de trabajo realizado por lván Navarro se analiza un conjunto de conferencias como la Regional de Ministros de Educación y Ministros Encargados de la Planificación Económica de América Latina y el Caribe, la XXI Reunión General de la UNESCO, la reunión regional intergubernamental sobre objetivos, estrategias y modalidades de acción del Proyecto principal en la esfera de la educación en la región, estas sugirieron un grupo de acciones concretas que son:

- Considerar una educación general mínima de 8 a 10 años y tratar de incorporar al sistema a todos los niños en edad escolar antes de 1999.

- Mantener una política eficiente para erradicar el analfabetismo y extender los centros educativos a los adultos.

- Lograr un presupuesto mayor para la educación.

- Entregar máxima atención a los grupos desposeídos.

- Hacer reformar para que la educación pueda responder a las características, necesidades, aspiraciones y valores de un pueblo, también que se establezcan vínculos entre educación y trabajo.

- Cambiar los currícula para que éstos tengan presente las necesidades de los grupos menos favorecidos.

- Renovar los sistemas de formación del profesorado. Dignificar económica y socialmente al docente. Integrar la comunidad a la educación.

- Descentralizar las decisiones y procesos organizativos de la educación a fin de que haya más flexibilidad para hacer posibles los cambios.

En relación a esto la educación deberá considerar los siguientes aspectos:

Se tenderá a la especialización y esfuerzo por no abandonar las ideas humanistas en la educación del hombre.

La educación se involucrará en la computación gozando de sus beneficios.

Los computadores realizarán la labor del profesor, el educando podrá ir a su ritmo en la materia.

Se educará a la familia para que apoye en la labor educativa en la escuela, la cual tendrá que luchar contra los medios de comunicación.

Las tasas de analfabetismo irán disminuyendo, habrá más requisitos para entrar y permanecer en la escuela y una gran variedad de trabajos formales y no formales.

La educación tenderá a preparar al alumno para la vida laboral, mostrando los matices de las distintas disciplinas para que así pueda integrarse convenientemente al desarrollo del país.

La educación en el medio urbano tenderá a aumentar y en el medio rural se conservará.

6. REFLEXIONES SOBRE LA EDUCACION ACTUAL

Es tiempo de cambiar nuestra educación, afirma don Ernesto Schiefelbein (22), ya que la actual presenta una serie de deficiencias que hacen imposible progresar y alcanzar el sitial que esperamos para el siglo XXI.

Hoy se plantea que el problema central de la educación es la calidad de la enseñanza, sería necesario llegar a un acuerdo sobre el concepto de calidad, a fin de controlar el efecto de la disminución de esa calidad en la educación que se imparte.

Impartir una educación de calidad implica, entre otros aspectos, cautelar el criterio de igualdad, vale decir, reducir la brecha que existe entre la instrucción que se imparte en los sectores altos y bajos de nuestra sociedad.

Sobre lo que se pide a los estudiantes, el especialista señala que se debe eliminar la mera memorización que se exige actualmente y desarrollar la capacidad de aprender.

Por otra parte es importante considerar que cada alumnos es un ser individual y diferente al resto de sus compañeros y que se le debe tomar en cuenta como tal. En lo metodológico, es necesario que el profesor investigue por qué se producen las dificultades para aprender e insistir en aquellas técnicas que permitan superarlas.

Quizá un problema fundamental que produce la baja calidad es la desmotivación en los estudiantes, porque las materias que se enseñan no son de sus intereses, ya que hoy se educa de acuerdo a una programación general de objetivos y contenidos, aplicando secuencias, técnicas, métodos y modalidades pre-establecidas o, sencillamente, repitiendo las formas incorporadas desde décadas. Una posible solución, sería organizar los programas de acuerdo a los requerimientos de los alumnos, según la zona donde se encuentren. Por ejemplo, en el campo tal vez se necesite una asignatura referida a la selección y clasificación de semillas, mientras que en la ciudad sería inútil. De todas maneras habría que mantener ramos básicos y generales para todas las escuelas, pero no aplicar los mismos programas, porque los intereses y necesidades son diferentes.

Se requiere de un alumno activo, que construya por sí mismo su aprendizaje y de un profesor más pasivo, que sea guía, que deje actuar a sus pupilos.

7. POSIBILIDADES DE CAMBIO EDUCATIVO

Ante la disyuntiva de modificar la educación en la medida que el país lo requiere, conviene analizar "cómo" debe concebirse el aprendizaje de las nuevas generaciones si deseamos lograr una auténtica asimilación.

Carlos Calvo (23) destaca un paralelo, realizado por Ferguson (1988), sobre el paradigma educativo y el paradigma del aprendizaje, éste muestra como ha ido evolucionando la educación a través del tiempo.

Examinando ese paralelo es posible esquematizar los paradigmas señalados:

CUADRO PÁG. 43

CUADRO PÁG. 44

Calvo destaca en tomo al paradigma educativo es más su carácter rígido, autoritario, el educando era un ser pasivo que recibía información sin analizarla ni extraer conclusiones; el educador era el agente activo que entregaba información sin hacer pensar a sus alumnos; lo que le interesaba era que supieran la materia de memoria, no respetaban el ritmo de cada niño. El paradigma de] aprendizaje en cambio es democrático; el educando es activo en el proceso, analiza y organiza la información y saca conclusiones, deduce, puede formular preguntas, etc.. Calvo señala el sentido eminentemente orientador de este paradigma.

En una entrevista realizada por Manuel Guzman (24), el biólogo Humberto Maturana declara que en estos momentos la educación se despreocupa del ser humano; más bien se está invitando a enajenar a los niños en la visión de futuro que las personas puedan tener; de este modo se subordina su formación humana a lo que el adulto piensa que los niños deben hacer para conservar o realizar esta visión de futuro.

Maturana sostiene que la tarea del sistema educacional es reemplazar lo que en algún momento ocurría en el vivir cotidiano.

Desde la perspectiva del "debe seR" afirma que el colegio debería abarcar dos dimensiones. La formación humana, que implica que el niño crezca como un ser acogido y respetado en su integridad, con capacidad de respetarse a sí mismo y al otro, de esta manera serán responsables de su conducta, con conciencia de sí y conciencia social. Esto no se enseña a través del discurso, sino por medio de la interacción, de cómo se vive esa relación y, para que esto ocurra, el niño debe ser aceptado en su legitimidad en el presente, no puede ser visto como en tránsito hacia el futuro.

La otra dimensión es la capacitación para el "que hacer" que relaciona a los niños con los espacios de la actividad propios de la comunidad. En nuestro discurso educacional, estos dos factores están confundirlos a tal punto que la parte de formación humana queda negada por la visión de la capacitación.

Maturana explica que estamos capacitando a los niños para el futuro, un futuro que imaginamos que va a ser de una manera u otra y, en este proceso, les estamos negando su ser ahora.

Los niños no aprenden cosas, sino que se transforman en la convivencia con el profesor o la profesora, el niño se cambia de una manera u otra. Si la situación los niega, entonces aprenden ese vivir con todas las características de sufrimiento que eso trae consigo.

Maturana insiste en que aún no se sabe como será el siglo XXI, los niños gestarán ese siglo, no nosotros.

A los niños actuales se les determina lo que harán después, se les prepara para un que hacer, pero no hay un que hacer que los acoja. Inventamos criterios de competencia y, al mismo tiempo, los invitamos a colaborar, lo que es una contradicción. Queremos transformar al mundo en un libre mercado y una convivencia social no es eso, las relaciones humanas no pueden verse en términos económicos.

La educación debiera ser un espacio social fundamental, ya que se forma al niño como ser social, por lo tanto debe crecer acogido, aceptado, para poder crecer como ser íntegro.

Maturana plantea que lo que uno necesita es ponerse al día con lo tecnológico pero en lo que se refiere a la formación humana no hay modernización posible, ya que es un fenómeno básico porque tiene que ver con nuestra formación humana. Debemos acomodarnos a las tecnologías del presente y eso está bien.

Hay una responsabilidad del Estado con respecto a la educación. La vida en comunidad, con las características que tiene en este momento, ha destruido las condiciones normales de formación de los niños. Es responsabilidad del Estado, como visión global del país, el hacerse cargo de crear las condiciones para que los niños puedan ser adecuadamente incorporados a la dinámica de la convivencia de la gran comunidad que es este país, con independencia de su situación económica. Parte del problema de la pobreza, en el ámbito educativo, debe ser resuelto desde la responsabilidad estatal.

La idea del señor Maturana, respecto a la necesidad de retomar el sentido humano de la educación, ya ha sido ampliamente discutida por filósofos de nuestro tiempo. Juan Mantovani (25) entre muchos otros analizó esta exigencia, examinando distintas variables que deben ser consideradas por la sociedad y más específicamente, por el profesional de la educación que desea realizar su labor basándose en sólidos fundamentos filosófico-antropológicos.

Es indiscutible que en la actualidad el desafío es mayor, atendiendo a la complejidad social en que esta labor debe desarrollarse.

En cuanto al efecto que puede provocar un enfoque prospectivo, no pensamos que éste pueda desvirtuar el presente como afirma Maturana, por cuanto el acto educativo fundamentado ontológicamente, respeta al niño en su "ser" y su "Hacer", desarrollando en él habilidades para aprender a aprender que facilitarán su adaptación al entorno del futuro en el que actuará como adulto.

Por otra parte, si bien la preocupación del Estado es primordial en lo que respecta a la solución de problemas globales que inciden en la educación, los resultados educativos propiamente tales dependen, en gran medida, del profesional que debe saber compatibilizar la formación humana integral con la capacitación; para ello se requieren conocimientos, valores, conciencia de la formación humanizante y social que se está cumpliendo con el niño; en síntesis, en ningún caso implica "determinar lo que hará después" como afirma este especialista, sino trascender las limitantes del entorno inmediato colaborando así con los esfuerzos del Estado por promover condiciones de vida más dignas para las próximas décadas.

8. PERFIL HISTORICO DEL EDUCADOR DE PARVULOS (26)

A través de la historia de la educación parvularia, se pueden distinguir diversas etapas en relación a la formación que han recibido los profesionales que ejercen dicha carrera. En cada etapa se espera un tipo de profesional con características determinadas de acuerdo al énfasis en áreas específicas. Es así como va mortificándose el perfil profesional del educador de párvulos.

En la primera etapa denominada pionera que abarca desde 1905 hasta 1944, las características primordiales que debía tener un educador lo habilitaban para:

- Difundir, a nivel nacional, el jardín infantil como institución fundamental en la formación del niño de 3 a 6 años.

- Procurar desarrollar currículo activos en dichos jardines, especialmente el currículo Froebeliano.

- Ser gestores de las primeras iniciativas en educación preescolar, tales como: el primer jardín infantil popular (1911), la primera asociación profesional. el desarrollo de los primeros estudios y documentos sobre la educación preescolar en Chile, y la edición de las primeras publicaciones nacionales especializadas.

Al analizar las características del educador en esta etapa se puede concluir que están centradas en la difusión del jardín infantil, como institución formadora del párvulo, a lo largo de todo el país y en el currículo activo, especialmente Froebeliano.

La segunda etapa, denominada de consolidación, va de 1944 a 1981 en ella se formulan a este profesional exigencias que apuntan a que sea:

- Un educador comprometido socialmente que ejerce su trabajo en poblaciones, salitreras, industrias, hospitales, abriendo así, nuevos campos laborales.

- Un educador con gran participación en todas las decisiones importantes que requería la educación parvularia para su consolidación, otras instituciones, centro de investigación, legislación y, en definitiva, en crear una conciencia nacional en relación a la educación de párvulos. De estas características se puede deducir que la persona que deseaba ser educador debía estar comprometida con los niños en los lugares de escasos recursos donde realmente se necesitaban profesionales con vocación de servicio.

La tercera etapa, llamada de heterogeneidad, comenzó a partir de 1981 hasta nuestros días. En esta etapa se plantea que el educador debe:

- Ser especializado en lo que hace.

- Ser heterogéneo, ya que sus tendencias dependen de la institución formadora.

- Buscar una educación propia del niño chileno de acuerdo a la realidad en que vive.

De acuerdo a estos planteamientos se deduce que el educador es un ser emprendedor que necesita perfeccionarse constantemente con el fin de conocer más al niño en sus diferentes áreas sin dejar de lado lo que la realidad que enfrenta en la práctica, debe perfeccionarse además para ayudar al niño, la familia y la comunidad para lograr una educación adecuada al entorno del educando.

BREVE RESENA HISTORICA DE LA EDUCACION PARVULARIA EN-CHILE (27)

Al correr del tiempo la formación de las educadoras de párvulos ha ido tomando características propias, lo que permite visualizar etapas definidas.

PRIMERA ETAPA DE 1905-1944

1905 Se estableció la Escuela Normal Nº 1, de Santiago, dirigida por la Sra. Leopoldina Maluschka.

1906 Se creó un Kindergarten para la práctica docente de las alumnas de la escuela.

1906-1914 Se graduaron 300 maestras kindergarterinas, posteriormente fue desestimada la educación preescolar lo que trajo el cierre de la formación de ésta.

1927 Aflora un nuevo impulso de la educación preescolar basada en las ideas y experiencias de doña María Montessori, este movimiento fue dirigido por la Sra. Filomena Ramírez, directora de la Escuela Normal Nº 1.

En esta etapa se capacitaba a los maestros en la aplicación de un método específico y un cumplimiento de funciones pedagógicas con niños de 4 a 6 años. Se trataba de un profesional técnico, su formación se realizaba en un período muy breve.

SEGUNDA ETAPA DE 1944-1965

1944 Creación de la Escuela de Educadoras de Párvulos de la Universidad de Chile, bajo la dirección de doña Amanda Labarca, quien tuvo un rol inspirador y organizador en las acciones de la psicopedagoga española Matilde Huici, sucediéndola luego esta misma en el cargo hasta 1962.

La formación de las educadoras de pávulos en esta etapa estuvo caracterizada por el énfasis psicologista y humanista, dándose gran importancia a los aspectos éticos e individuales.

El plan de estudios presentaba carencias en las disciplinas de formación general y profesional.

TERCERA ETAPA DE 1965-1971

El plan de estudio anual respondía a las siguientes necesidades:

1. Ampliar y profundizar la cultura general de las alumnas por medio de cursos y seminarios con la posibilidad de elegir entre distintas ramas (filosofía, historia, etc.).

2. Entregar al alumnado una gama de conocimientos que apunten a construir una fundamentación científica, filosófica holística profunda, proyectadas al cumplimiento de su ejercicio profesional.

3. Con el fin de atender todas las necesidades del niño se debe desarrollar en ellas un sinnúmero de habilidades, destrezas y capacidades prácticas para el desarrollo de su labor en forma completa.

En síntesis, esta etapa se caracterizó por un mejor equilibrio en la formación profesional y especializada. Presentando carencia de disciplinas de formación general, sin embargo, se pone mayor énfasis en la teoría que en la práctica.

1970 - 1971 Se hacen intentos por reformular el plan del año 1965 lo que consistió en agregar cursos de formación general.

CUARTA ETAPA DE 1971 - 1973

1971 Se desarrolló en el Departamento de Educación Preescolar de la Sede Oriente un curso experimental denominado "Curso especial de Educadoras de Párvulos", este curso fue el resultado de un convenio entre la Universidad de Chile, JUNJI (creada en 1970) y el Ministerio de Educación, con el propósito de cubrir el déficit de estas profesionales en ese momento. El curso estaba caracterizado por períodos alternados de teoría y práctica.

QUINTA ETAPA DE 1973-1981

Esta etapa se caracteriza por formar un profesional preparado para:

-. estimular y orientar el desarrollo del niño de 0 a 6 años;

-. establecer coherencia entre la acción educativa del jardín infantil y las normas de crianza familiares;

-. organizar y administrar el centro de atención al párvulo, trabajando con un equipo multidisciplinario y en conjunto con los organismos de la comunidad.

-. colaborar en planes de expansión de la educación parvularia.

El plan de estudios contemplaba asignaturas de formación pedagógica general y asignaturas de formación diferenciada (área de la salud física y mental del párvulo, área de la expresividad del párvulo y área del sistema de la educación parvularia).

1978 Se intentó homogeneizar la formación de educadoras (planes de estudios, contenidos de las asignaturas, duración de la carrera, título otorgado y exigencias generales de la formación).

Para lograr la homogeneización se formaron comisiones a nivel regional, de facultades y departamentos, con el propósito de evaluar los planes en vigencia y diseñar un nuevo plan de estudios.

1981 se esperaba poner en marcha este plan, pero se produjo la separación de las carreras pedagógicas en la Universidad de Chile.

SEXTA ETAPA DE 1980 A LA FECHA

1981 Se pone en vigencia el decreto que permite la creación de institutos profesionales. Esta legislación afectó a todas las carreras de pedagogías, esta situación trajo como consecuencia el término de la formación en la educación de párvulos de la Universidad de Chile, habiendo sido ésta la formadora del mayor número de educadoras del país a lo largo de 36 años y siendo también, la gestora de la carrera en otras universidades.

9. DESAFIOS QUE ENFRENTA LA FORMACION DE EDUCADORES DE PARVULOS.

Muchos autores se han detenido en los diferentes desafíos que deberá enfrentar el Educador de Párvulos del futuro, entre ellos están: María Victoria Peralta, Luis Velasco Yáñez, Ahumada, P. Chaparro, A. Marinkovich, J. Martínez, Y. Morán y otros. (28)

El primer desafío que deberían enfrentar todos los profesores será el de poder desempeñarse en el ambiente informática de alta tecnología donde los medios a utilizar presentarán gran variedad y fácil obsolescencia. Otros autores (29) sostienen que los educadores manejarán máquinas y, además, el lenguaje de la informática; la planificación docente se hará en un computador relacionando contenidos, materiales y actividades; las bases de datos pasarán a ser los archivos del futuro, a ellos deberán recurrir los profesores para entregar a los educandos información válida y actual. En relación a las estrategias de aula las técnicas expositivas y demostrativas serán sustituidas por metodologías de carácter crítico y creativo; las formas de mantener un vínculo entre el educando y el sistema y la preparación para esa educación en una sociedad superindustrial serán los juegos didácticos, estudios de casos, simulación, proyectos y otras técnicas prospectivas.

Los desafíos que deberá enfrentar el Educador de Párvulos, según María Victoria Peralta son:

a) Procurar que todo currículo que se desarrolle, ya sea en el área convencional o no convencional, mantenga aquellos criterios de calidad inherentes al nivel; lo que implica ser propiciadores de un rol activo, significativo y constructivo del niño en sus aprendizajes, basado en el juego como metodología básica.

b) Tener una aptitud de apertura para descubrir aquellas necesidades expresadas en criterios de calidad educacional, que surgen como respuesta a aspectos dinámicos que los niños, la familia, la sociedad y la cultura se van planteando de manera que los currícula se reactualicen de acuerdo a la demanda de los tiempos.

c) A partir de lo planteado en relación a los criterios de calidad inherentes al nivel, afinar el criterio de flexibilidad con el fin de atender en forma más pertinente, las necesidades de cada niño y su familia. Esto no significa sólo crear alternativas de atención diferenciada, sino contextualizar los currícula de acuerdo al criterio de la pertinencia.

d) Crear y/o mejorar los sistemas de evaluación de los programas que se desarrollan, a fin de retroalimentar los procesos para su optimización. Para este punto, es esencial la preparación de los propios educadores en este ámbito, de manera que aporten el criterio educativo en esta área, el que habitualmente ha sido asumido por otros profesionales.

e) Crear y desarrollar nuevos currícula, tanto en el área convencional como no convencional, que contribuyan a solucionar los problemas de la realidad latinoamericana.

f) Seguir profundizando el saber acumulado específico del sector, a través de la investigación y teorización de los temas relevantes y propios. Este desafío implica hacer un llamado a las instituciones y profesionales en cuanto a una formación que genere este tipo de actividades y que vaya profundizando en los temas relevantes para el desarrollo de la educación parvularia chilena.

g) Abordar, en la formación y el perfeccionamiento, temas que caracterizan a la población infantil nacional, sus familias y comunidades. Estos son: el tema de la pobreza desde sus diferentes dimensiones, de las diversidades culturales, de la participación familiar y comunitaria, del acceso a la tecnología, de la conservación del medio ambiente entre otros.

h) Profundizar todo tipo de interrelaciones del sector con los distintos ámbitos con los que se vincula tanto en el nivel parvulario como con los siguientes (Educación Básica) y así sumar los esfuerzos para una atención cada vez mas integral y coordinada.

Por otra parte, asumiendo que la educación parvulario es un subsistema que depende del desarrollo histórico, político, económico, social y cultura¡ del país es necesario:

a) Profundizar los argumentos que sustentan el que hacer educacional en este campo y tener capacidad de sintetizarlos y comunicarlos a todos los sectores.

b) Ampliar la formación y perfeccionamiento en las áreas históricas, políticas, económicas, sociales y culturales. De esta manera se podrá "colocar mejor el tema" de la Educación Parvularia en esos tópicos, con argumentos propios de cada área.

c) Profundizar los trabajos de tipo interdisciplinarios con profesionales de otros sectores, con aportes significativos y en una línea de respeto profesional. Esto implica abrirse a mayores y nuevos trabajos de esta naturaleza.

d) Participar en los estudios e investigaciones que desde otros campos se realizan sobre el nivel, a fin de salvaguardar su adecuado enfoque.

10. PERSPECTIVA TECNOLOGICA

La tecnología es de mayor actualidad en esta época (30) por lo que sería necesario construir un programa de educación que permita al hombre experimentar los fenómenos de la innovación y del desarrollo tecnológico orientado al servicio de una condición humana progresivamente más justa, participativa, ordenada y libre.

Este supuesto básico puede considerarse como la "cultura" de nuestro tiempo. A través de la información el hombre podrá tener acceso y participar en los programas culturales de su tiempo.

Se dice que la escuela ejerce una función "conservadora" del conocimiento y de la información; no entra en ella sino el conocimiento de probada estabilidad y necesidad, por consiguiente esta actitud entra en tensión dialéctica con la función innovadora que ella debe desarrollar paralelamente.

El problema radica en que en un tiempo en que la función informativa puede substraerse a la acción de la educación formal, es posible que la escuela pierda una oportunidad histórica de muy difícil recuperación.

Es peligroso que la escuela pierda iniciativa en el orden de la promoción de nuevas estructuras y estilos de aprendizaje, por lo que es indispensable actuar sobre el comportamiento humano en las épocas de mayor plasticidad para el aprendizaje. Las acciones de perfeccionamiento son correctoras y este corregir es más costoso que configurar adecuadamente las conductas deseadas en los estadios más tempranos de la vida.

El argumento de la innovación continúa en el ámbito tecnológico y exige perfeccionamiento de la formación inicial, esto contribuye a precisar más el papel de la formación básica en el campo de la tecnología, configurando así estructuras de aprendizaje conducentes a la resolución de problemas y de actitudes favorables hacia el uso funciona¡ de los recursos tecnológicos.

La educación tecnológica debe apuntar a concebir el ámbito escolar como un espacio de micromundo, con entornos interactivos de aprendizajes, cuyo control ha de orientarse hacia la formación educativa, el pensamiento tecnológico y la tecnología de los valores.

También el profesor Montero (31) sostiene que la educación está organizada por principios y valores, pero muy poco por evidencias empíricas.

Consultado sobre el impacto de la tecnología en el área educativa, afirmó que ésta implica un saber hacer distinto. Critica el que se hable mucho de educación, y que no se haga nada; plantea que la tecnología es un puente, un recurso o un medio para lograr ciertos objetivos de alto nivel y concretar algunas aspiraciones en términos de la oferta educativa, de tal modo a ser masificado, entregando similares oportunidades de aprendizaje.

Dice que, en tal contexto, la tecnología es un recurso que puede adoptar muchas formas, que cualquier recurso tecnológico bien hecho requiere inversión cuidadosa y tiempo de trabajo; es necesario, entonces, pensar en soluciones prácticas para los problemas y, además, en una tecnología que sea apropiada a nuestra realidad y a nuestros recursos.

Es ahí donde toma posición la tecnología, aquella tecnología avanzada que irrumpió en la sala de clases en forma de computador, pantalla gigante, video u otros. (32)

Es muy probable que el impacto en la enseñanza-aprendizaje sea positivo, si es que las máquinas, materiales, y procedimientos nuevos se convierten en el apoyo preciso y oportuno que las personas necesitan, teniendo como condición básica el respeto por los procesos individuales y colectivos.

Se pensó que la aparición de la tecnología generaría el desconcierto lógico que provoca algo nuevo que no se sabe utilizar en el debido sentido.

Se ha comprobado sin embargo que la calidad del recurso tecnológico en la educación no se puede medir por su grado de sofisticación y tampoco por su difusión masiva. Se puede apreciar en toda su magnitud por sus niveles de armonía con respecto a todo cuando interviene en un proceso que hoy debe ser holístico, exigiendo una dirección clara y definida.

11. LA INFORMATICA EN LA EDUCÁCION

Un investigador del P.I.l.E. (33) plantea que hoy en día más del 50% de las escuelas del país tiene computadores, éstos no siempre son usados en forma educativa, ya que muchas veces están guardados para otros servicios o son operados por un solo profesor capacitado especialmente para tal efecto, escasos son los docentes que están en la incorporación de este tipo de tecnología al proceso de educación formal.

Junto a los computadores existen otras herramientas educativas avanzadas que también han invadido las aulas y obligan a replantearse curricularmente la educación. La existencia de las máquinas en las escuelas responde a fenómenos científicos y tecnológicos que han surgido y que, sin duda, seguirán surgiendo.

Sostiene que aún no hay una concepción global al enfrentar la educación en este campo. La tecnología moderna, la computación, debe tener cabida en un proyecto aterrizado, práctico y amplio. Este proyecto lo ve como una pirámide con tres pivotes, uno de ellos son los recursos materiales, el equivalente al capital; el otro, los recursos humanos que corresponden al trabajo o a la gente, el tercero es el de recursos de información.

Antes lo importante era capacitar a la gente para que supiera lo que tenía que hacer, y ahora lo que hay que hacer es capacitar a la gente para que utilice recursos materiales y de información.

A juicio del catedrático, el uso de los medios tecnológicos es secundario en relación con el desafío antes descrito.

En cuanto a la efectividad del aprendizaje mediante vías tecnológicas, plantea que el medio es menos efectivo mientras más aumenten los intermediarios que lo separan del alumno. No es el caso de los computadores ya que estos dan posibilidades de simular muy bien la realidad, porque pueden entregar formas, movimientos, color, sonido y acercar al sujeto a algo muy parecido a la experiencia real. El computador no sólo sirve como un medio audiovisual, sino, además, en educación permite otros usos. Entre ellos cabe mencionar la administración más allá del aula, el apoyo al profesor en la preparación de sus clases y en la evaluación, en la corrección de pruebas, como correo, etc.. El profesor piensa que los computadores pueden dar mil posibilidades en educación si tienen una base curricular concebida integral.

Refiriéndose a la modernidad en la educación, plantea que hoy en día la educación está orientada hacia las necesidades de la minoría que maneja la cultura dominante. Es urgente que se abra a otros sectores para darles la oportunidad de que opinen sobre lo que debiera ser la educación. Sostiene que la modernidad tiene que ver con la capacidad de hacer un currículo diversificado y de aceptar la participación real. Siendo lo más importante el ofrecer un currículo integrado, capaz de dar a los alumnos un grado de manejo y de control propio, es decir un dominio simbólico.

Por lo tanto, un currículo moderno debiera construirse considerando que debe abarcar la vida del individuo en su integridad, constituida ésta por muchas facetas como lo son: la faceta intelectual, la de la producción, la política, la afectiva, la lúdica y la contemplativo.

12. REFLEXIONES EN TORNO A LA INFORMATICA (34)

El niño actual necesita ser formado para el futuro, aprender conocimientos y destrezas para la sociedad del tercer milenio.

Este niño conocerá, experimentará, aprenderá e interactuará, con la tecnología más diversa y compleja, pero accesible a todos; mucha de ella difícil de imaginar y predecir hoy.

En este tiempo el niño ya está creciendo en el mundo de la información, rodeado de máquinas y artefactos electrónicos; donde computadores, televisores, videos, juguetes electrónicos son herramientas que facilitan el bienestar del hombre. En este mundo la información. significa poder y éxito.

Nuestros niños son aprendices del tercer milenio, que van a vivir, trabajar e interactuar en un mundo probablemente muy diferente al actual. Serán aprendices de la era del conocimiento, de una nueva cultura dominada por los avances científico tecnológicos, con nuevos valores, requerimientos de capacidades, actitudes, aptitudes y habilidades, nuevas organizaciones e inéditas profesiones, así como también un nuevo y revolucionario sistema educacional, más pertinente a los requerimientos y condiciones de vida que demandará la cultura del tercer milenio.

La cultura de la que se habla producirá, utilizará y diseminará información y estará centrada en el pensamiento, el razonamiento, la creatividad y el pensamiento crítico.

En esta cultura del tercer milenio los aprendices deberán saber cómo revisar, localizar y sintetizar información, será más importante el cómo aprender que el qué aprender, por lo que se dará más énfasis al proceso que al contenido, el aprendiz deberá "aprender a aprender", "conocer cómo conocer".

Claro está que el mundo de nuestros niños estará fuertemente dominado por la ciencia y la tecnología, por esto una educación de excelencia será aquella que ponga énfasis en capacidades tales que permitan coexistir flexiblemente con los avances científico-tecnológicos; que ponga énfasis en el desarrollo de destrezas que faciliten la adaptación al cambio, así como la flexibilidad mental para operar con gran cantidad de información en continua evolución.

El desafío inmediato es y será desarrollar en los docentes algunas de las conductas señaladas para delinear la propia cultura informática. Una vez logrado esto, el dilema será proyectar y auspiciar el desarrollo de dicha cultura a toda la comunidad, en especial a los aprendices quienes se desempeñaran en un medio ambiente muy diferente al actual.

Otro de los desafíos para buscar y lograr excelencia en educación será la aplicación racional y pertinente de las nuevas tecnologías de la información en el desarrollo del que hacer educativo propiamente tal; esto es, la implementación, implantación, aplicación e integración de las nuevas tecnologías para la información.

El computador es una poderosa herramienta intelectual, puede incorporar activamente novedosas estrategias pedagógicas para mejorar y optimizar el proceso instruccional, entre esas estrategias se postulan las de interacción, atención individual, amplificación de las experiencias de los alumnos y autocontrol del aprendizaje.

La interacción con el computador permite que el alumno cambie su rol de receptor a constructor, de espectador a participante.

La atención individual, facilitada por el uso de computadores, favorece la humanización de la educación.

A medida que los computadores se han tomado más pequeños, compactos, rápidos, con mayor capacidad de memoria, de mayor contabilidad, de mayor utilidad, más inteligentes, más baratos y accesibles, numerosos mícrocomputadores han comenzado a ingresar masivamente al sistema educacional a través de la interrelación niño - entomo extraescuela.

Durante los últimos años, los mierocomputadores han ingresado a algunas escuelas y liceos; junto a ellos ha quedado en evidencia la precariedad y la falta de orientación en que se encuentra nuestro sistema educacional para enfrentar tan importante dilema: el de la pertinencia cultural de la educación del tercer milenio.

Estadísticamente esta precariedad se resume en:

Menos del 4% de los educadores del país tiene capacitación en computación.

No más del 7% de ellos han recibido capacitación en computación educativa.

A nivel nacional más del 90% de los educadores no posee los conocimientos y las destrezas básicas sobre informática, computación e informática educativa.

A raíz de esto existe la imperiosa necesidad de poner en marcha un plan de perfeccionamiento y capacitación masiva de educadores, para lograr una mayor claridad y entendimiento en nuestros docentes acerca de cómo, cuándo, quién, dónde, por qué y para qué utilizar o integrar el computador en el currículo, evaluación y administración educacional.

La capacitación y perfeccionamiento del docente en informática educativa, constituye una necesidad actual y futura de nuestro sistema educativo. Al respecto dos importantes innovaciones alternativas son muy necesarias: la necesidad de formar pedagogos en informática educativa y la implementación de innovaciones en materias de informática educativa en los planes y programas de estudio existentes para la formación de docentes, esto implica la inclusión de asignaturas sobre cultura informática e informática educativa en el plan de estudio de carreras de educación, y la reformulación de asignaturas de metodología y didáctica, incluyendo en ellas aspectos relevantes de las aplicaciones computacionales en el desarrollo del currículo, la evaluación y la administración educacional en las diferentes áreas.

Como ya ocurre en algunas Universidades nacionales, se pueden desarrollar talleres y seminarios permanentes en los laboratorios o centros de informática, de tal manera que los futuros educadores adquieran las destrezas y conocimientos básicos para desempeñarse adecuadamente en la sociedad moderna.

Los últimos cinco años, en nuestro país se han realizado una veintena de reuniones, congresos y encuentros sobre teoría y experiencias en informática educativa a nivel pre-básico, básico, medio y universitario. Estos encuentros se han visto enmarcados por una masiva audiencia, que carece de conocimientos sobre aspectos teórico-prácticos elementales de la informática educativa, pero con gran interés por aprender y conocer las aplicaciones curriculares, evaluativas y administrativas de esta herramienta instruccional.

Ante el desafío planteado, el deber de administradores y educadores, será encontrar las formas pertinentes de implementación y desarrollo de la informática educativa.

13. CULTURA INFORMATICA

El concepto de cultura informática o alfabetización computacional ha sido ampliamente discutido y analizado, y se señala la poca claridad y la amplia diversidad de criterios en torno a la definición de cultura informática, llegando a la conclusión que es un concepto en proceso de construcción, pero que, a pesar de ello, en su composición se advierten ciertos componentes básicos de tipo estructural.

La cultura informática incluye conocimientos y destrezas básicas que debe poseer todo ciudadano para desempeñarse en una sociedad informatizada, para esto la persona que tiene una cierta cultura informática, se caracteriza por poseer las destrezas, los conocimientos y las actitudes necesarias para desenvolverse en un medio basado funcionalmente en la información y, en especial, en torno a los computadores. Es por esto que toda persona debe poseer un conocimiento fundamental en computación; funcionamiento, capacidades, limitaciones de éstos, debe tener la habilidad de leer, escribir y analizar problemas simples, así corno desarrollar un entendimiento teórico, sus procesos auxiliares y sus sistemas como herramienta intelectual.

Dentro de la corriente edu-computacional surgen ciertas interrogantes, ya que tal vez puede ser importante exponer a la mayoría de los estudiantes y profesores a situaciones de programación, para dar una visión de lo que es el computador y ayudarlo a obtener algunas destrezas intelectuales en la estructuración de problemas, lo que parece discutible es dedicar tiempo para enseñar programación, ya que no lo justifican las destrezas que utilizará el profesor en el futuro, por la tanto, debería ser preponderante el ayudar al profesor a adquirir destrezas necesarias para utilizar el computador como herramienta en un amplio rango de aplicaciones, es decir, tener una herramienta a su servicio, probablemente esta herramienta llegará a través de la habilidad para programar; pero lo relevante y trascendente será saber cómo utilizar el computador y su equipamiento periférico, empleando programas de aplicaciones de bases de datos, procesador de palabras, planillas electrónicas y gráficos, de manera que permita facilitar tareas como escribir, editar, obtener y analizar datos, etc.

El concepto de cultura informática debe incluir dos áreas fundamentales: Conciencia Computacional y Programación Computacional.

La conciencia computacional consiste en que a través del conocimiento de la evolución, funcionamiento y utilización del computador, el docente puede desarrollar un entendimiento de las capacidades y limitaciones de los computadores en educación, formando así tanto actitudes positivas hacia la computación y los computadores, como también una conciencia de la importancia y posibles efectos de los computadores en nuestra sociedad y cultura.

Programación computacional consiste en desarrollar conocimientos y destrezas en la construcción de programas computacionales, utilizando lenguajes de programación para entender e interactuar con el computador en un lenguaje común, desarrollando destrezas de pensamiento algorítmico.

14. UN MODELO FLUIDO DE CULTURA INFORMATICA

El modelo propuesto es una integración fluida de cinco dimensiones que interactúan y estructuran la cultura informática en educación.

Estas dimensiones contribuyen a delinear y desarrollar los conocimientos y las destrezas básicas y estructurales de la cultura informática para administradores y profesores.(Fig.1)CC

Figura 1

Fig. 1

MODELO FLUIDO DE CULTURA INFORMATICA

Las dimensiones son:

Conciencia computacional (CC)

Utilización de computadores (UC)

Programación computacional (PC)

Aprendizaje asistido por computador (AAC)

Administración educacional asistida por computador (AEAC)

CONCIENCIA COMPUTACIONAL: Consiste en entender las capacidades y limitaciones de los computadores y en educación, familiarizarse con el artefacto y la tecnología computacional, estar conscientes de los aspectos positivos y negativos de los computadores en la sociedad. Se trata de lograr que el administrador y el docente se sientan más confortables en su contacto con el computador, transformándolo en un medio de apoyo efectivo y facilitador de la tarea administrativa docente.

UTILIZACION DE COMPUTADORES: Consiste en desarrollar destrezas básicas para la utilización del computador en forma flexible y fluida; utilizar cómodamente el teclado, demostrar usos generales y específicos del computador y poseer conocimientos básicos de estrategias de programación.

PROGRAMACION COMPUTACIONAL-. Consiste en desarrollar destrezas básicas; entender qué es programación, aplicar estrategias de resolución de problemas en un programa específico, ejecutar simples procedimientos de programación y destrezas específicas, tales como desarrollo de técnicas de representación de una solución a un problema a través de un diagrama de flujo, traducción de un programa computacional, modificación de un programa, escritura de programas estructurados, etc., de manera que permita estructurar y escribir programas básicos de lenguajes tradicionales y educacionales.

APRENDIZAJE ASISTIDO POR COMPUTADOR-. Consiste en la utilización del computador como herramienta de apoyo y mejoramiento del proceso de enseñanza-aprendizaje. En esta dimensión se advierten dos niveles, nivel herramientas instruccionales, que consiste en la utilización de programas y paquetes utilitarios como el procesador de palabras y programas estadísticos, que permitan apoyar y diversificar la enseñanza y hacer más expedito el aprendizaje.

Nivel tutorial consiste en utilizar el computador como tutor para reforzar, ampliar o presentar un concepto, teoría, generalización, ley o tema en situaciones concretas de enseñanza-aprendizaje.

ADMINISTRACION EDUCACIONAL ASISTIDA POR COMPUTADOR: Es la dimensión más globalizante del modelo y consiste en la utilización del computador para mejorar y optimizar la gestión administrativa, facilitando y apoyando la toma de decisiones. Se plantea en dos niveles: nivel microadministrativo, en el cual se pretende utilizar el computador para llevar un control sistemático de la instrucción, es decir, registrar, elaborar y ejecutar evaluaciones y diagnósticos con el computador, elaborar informes de los alumnos, registrar asistencia, actividades, hoja personal, planificaciones, etc.; se trata de utilizar el computador para disminuir y agilizar la tarea administrativa que realiza el docente.

A nivel macro administrativo se intenta utilizar el computador para mejorar, agilizar y optimizar la gestión administrativa del docente directivo y administrador educacional en general. Se trata de optimizar la utilización del tiempo. Se propone la utilización de los programas para almacenar y organizar información en ficheros e inventarias (BASE DE DATOS), escribir correspondencia, preguntas e informes (PROCESADOR DE TEXTOS), comunicarse con otras oficinas dentro y fuera de su área de trabajo (CORREO ELECTRONICO) y calcular presupuestos, evaluar propuestas, comparar alternativas, controlar los costos y medir los resultados (PLANILLAS ELECTRONICAS U HOJAS DE CALCULO).

En general, este modelo implica un cierto conocimiento y comprensión de las funciones y el campo de acción de las cinco dimensiones, pero no hace indispensable su dominio para la estructuración de una cultura informática. Indispensable es el dominio de aquellas dimensiones que determinan más directamente la dimensión estructural y trascendente del modelo, esto es, conciencia computacional (CC).

Al existir una interacción dinámica y fluida entre las dimensiones, unas gatillan a otras en su determinación y logro.

El otro aspecto fundamental que plantea el modelo es el rol estructural y dinámico que juega la dimensión, Administración Educacional Asistida por Computador, permitiendo coordinar el modelo desde una perspectiva administrativa globalizante, haciendo más poderosa esta interrelación de un mayor soporte y solidez a la estructuración de una conciencia computacional. Esta dimensión coordina y gatilla el modelo fluido para el logro de una cultura informática y recibe, recíprocamente, un fortalecimiento de dicha cultura como producto en la gestión administrativa y en la toma de decisiones educacionales.

La fluidez y la flexibilidad del modelo permite utilizarlo y adaptarlo concretando las interacciones que les sean más pertinentes para lograr más expedita e integralmente el desarrollo de su propia cultura informática.

15. LENGUAJE LOGO

Logo es un lenguaje computacional interactivo desarrollado por Seymour Papert, Malvin Minsky y colaboradores del Instituto de Tecnología de Massachussetts en 1966. Hoy puede ser considerado no sólo como lenguaje de computación, sino como una modalidad educativa.

Logo es interactivo, ya que el código logo es interpretado inmediatamente. El Feedback Logo no es dilatado y es normalmente útil. Es descrito como el lenguaje amistoso. La interactividad del lenguaje y los ambientes logo, permiten construir un diálogo entre niño y computador. Ello le permite visualizar en cada instante el resultado del programa en construcción y así editarlo, corregirlo y volverlo a ejecutar.

El lenguaje logo posee una gran ventaja educativa. Basta conocer escasas instrucciones primitivas como AVANZA, RETROCEDE, IZQUIERDA, DERECHA, para desarrollar pequeños proyectos.

La enseñanza logo permite incrementar la inteligencia y desarrollar destrezas que facilitan que el niño aprenda a aprender y pensar.

Un aspecto importante en la evolución de los computadores y su implementación en la educación ha sido el desarrollo de programas y estructuras computacionales capaces de realizar tareas que se consideran inteligentes si son realizadas por seres humanos. De ahí entonces que hablamos de inteligencia artificial o inteligencia de máquina. Su logro requiere conocer la naturaleza de las máquinas, la naturaleza de las funciones inteligentes.

La inteligencia artificial es el estudio de ideas que permiten a los computadores realizar tareas inteligentes; es la ciencia de hacer que las máquinas realicen cosas que podrían requerir de inteligencia si son realizadas por el hombre; es la habilidad de un computador de imitar los resultados del pensamiento inteligente.

Sin querer comparar la máquina con el hombre es cierto que el computador nos supera en cuanto a velocidad, eficiencia y confiabilidad en el procesamiento de muchas operaciones rutinarias y mecánicas, pero nadie puede negar sus limitaciones.

16. El COMPUTADOR EN LA EDUCACION INICIAL

Si nos referimos al rol del computador en la educación inicial, podemos decir que han sido diversas las metodologías que han surgido como resultado del acelerado ritmo del desarrollo de la innovación científica y tecnológica.

El computador presenta características que lo toman poderoso para fines de enseñanza y aprendizaje. Esta herramienta pertenece al mundo de los aprendices de hoy, partícipes de una era tecnológica en la cual se demandan aprendizajes y razonamientos creativos, generados en la construcción de puentes cognitivos, los que son facilitados por herramientas tecnológicas como el computador.

Las actividades curriculares con el computador más frecuentes en educación preescolar, se centran en la utilización de esta herramienta como medio de apoyo al desarrollo de procesos y destrezas cognitivas, principalmente destrezas lógico-aritméticas.

El educador asume un rol de mediador del aprendizaje del niño, cuando éste desarrolla experiencias curriculares con el apoyo del computador. El educador mediatiza y crea un puente entre la máquina y el niño. El niño no puede ni debe depender de la máquina. La máquina interactúa, motiva, desafía al niño, pero es el educador, en su rol de mediador, el que debe estimular y asistir al niño en la resolución de conflictos y disonancias cognitivas, de manera que el uso del computador tenga algún significado construido para el niño, y eso lo logra en su rol de mediador.

En el jardín o en la escuela, el computador generalmente se ubica en la sala de actividades como un utensilio más, o como parte de un rincón específico, la idea es considerar al computador como una herramienta más a la cual el niño puede recurrir para asistir su aprendizaje. Ello implica que no debemos centrar nuestras actividades en el computador.

17. MULTIMEDIOS

Al abordar el tema de los multimedios podemos definir este concepto como una colección de tecnologías centradas en el computador, que otorgan al usuario la capacidad de tener acceso a manipular textos, sonidos e imágenes. Los programas de multimedios permiten anexar no sólo verdaderas bibliotecas o documentos de tipo texto, sino que también verdaderas cajas de música, efectos de sonidos, voz, imágenes, animaciones y películas.

Los multimedias basados en computador, constituyen un nuevo medio basado en tecnología para estimular el desarrollo del pensamiento, aprendizaje y comunicación. Permite hojear, anotar, enlazar y elaborar nueva información, a partir de información ya almacenada en una base de datos de multimedios rica y no lineal.

Aprendiz y docente pueden explorar e integrar vastas bibliotecas de textos, audio e información de video.

De acuerdo con Ambron y Hooper (1988), la estructura de los multimedios se desdobla en tres componentes: los medios, la tecnología y los productos. Los medios se refieren a textos (palabras, números), audio (música, voz) y visuales (imágenes, películas, animación). La tecnología que hace posible los multimedios es el almacenaje óptico y los computadores, y los productos de multimedios, que aún emergen y se desarrollan, dado lo reciente de esta tecnología, son del tipo libreta de nota de video, edición de video, simulaciones, juegos de aventura, libros hablantes, etc..

Existen programas de hipermedios en educación, como el denominado Shakespeare (Friedlander, 1988), en un intento por unir el arte creativo con el poder del computador y la flexibilidad de los video-discos, ofreciendo a los alumnos una nueva forma de estudiar, diseñar y disfrutar el teatro. Por otro lado, le entrega a los educadores una forma radicalmente nueva de enseñar Shakespeare y Teatro, así como también la posibilidad de realizar actividades que no son posibles en la sala de clases, como discutir una obra con los actores entrevistados, ver y comparar simultáneamente varias versiones diferentes de una particular escena, crear en su propio estudio de caso sobre la motivación y psicología de un carácter, etc.

Los multimedias también han sido utilizados para una variedad de propósitos en educación, como programas de educación a distancia, enseñanza de comunicación intercultural, construcción de libros electrónicos y textos, evaluación asistida por computador, etc.

Respecto al rol que se espera desempeñe la educadora de párvulos con el niño, se plantea, que en la relación diaria que tiene con él, debe ser guía en su desarrollo, y ser un facilitador de los medios necesarios para que el educando logre un desarrollo armónico de manera integral.

Otra función del educador es integrar e interpretar contenidos de distintas disciplinas aledañas a la pedagogía. Al respecto ha nacido hace un tiempo la computación como un elemento accesorio en el campo de la educación.

Con la implementación de la informática, el rol del educador sigue manteniendo su relevancia y aún más se transforma en un apoyo para la instrucción y evaluación, quedando clara su labor formativa como seleccionador, orientador, guía, roles insustituibles.

El educador es un mediador entre la computadora, el niño y su familia.

18. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA COMPUTACION EN LA EDUCACION DE PARVULOS (35)

VENTAJAS: La libertad y la creatividad del párvulo se ven beneficiadas ya que la computación ayuda y favorece su utilización, dejando a un lado el castigo si el niño se equivoca, él mismo se dará cuenta de su error, lo corregirá y aprenderá de él, y así será más autónomo.

La informática implementada con estrategias brinda la oportunidad de explorar y descubrir nuevas posibilidades, permitiendo al niño construir sus propias estructuras intelectuales.

El niño evalúa la cantidad por el espacio que ocupan los objetos, ya que su, intuición está dominada por la percepción de la realidad que viene del exterior.

La percepción es global, sincrética, capta solamente grandes líneas y no particularidades.

DESVENTAJAS: La principal desventaja respecto al uso de la informática, es que si se concreta una "sola implementación" de ésta en las aulas, ello traerá como consecuencia la crisis que pueden provocarle al niño una frustración en su educación, produciéndose como consecuencia un estancamiento en su desarrollo cognitivo y afectivo social, derivando finalmente en una mala relación entre máquina y niño.

CAPITUIO III

METODOLOGIA

1. DISEÑO DE LA INVESTIGACION

El diseño de este estudio es de carácter descriptivo transversal, ya que tiene el propósito de describir las características que conformarán el perfil del Educador de párvulos del siglo XXI, los estudios descriptivos se caracterizan por especificar propiedades y características importantes de personas, grupos o comunidades.

Los estudios descriptivos se centran por lo tanto en medir con la mayor precisión posible; el investigador debe entonces ser capaz de definir qué se va a medir y cómo se va a lograr precisión en esa medición.

Estos estudios pueden ofrecer la posibilidad de predicciones aunque sean rudimentarias.

Como se expresó anteriormente este estudio es transversal, ya que se recolectaron datos en un sólo momento.

La riqueza de este trabajo reside en el análisis cualitativo de los datos, por cuanto se caracteriza por no tener finalidad el probar teorías o hipótesis, sino más bien generarlas, además no tiene reglas de procedimiento, es decir el método de recogida de datos no se especifica previamente, la base está en la intuición y en los aspectos creativos del producto.

Esta investigación es de naturaleza flexible, evolutiva y recursiva. Además se caracteriza por ser holística, lo que implica que abarca el fenómeno en su conjunto. Es recursiva lo que significa que el diseño de la investigación es emergente, es decir, se va elaborando a medida que avanza la investigación.

El problema inicial se va reformulando constantemente para confirmar que los datos recogidos contribuyen a la interpretación del fenómeno, si se encuentran desajustes importantes se puede replantear el problema concretando modificaciones oportunas.

Esta investigación no permite un análisis estadístico, a veces se pueden hacer recuentos de frecuencia y categorizaciones solamente cuando se está muy seguro con lo que se cuenta. Otra característica de este tipo de estudio es que puede generar hallazgos que no se habían previsto.

2. VARIABLES

2.1 Definición de variables.

Variable dependiente: perfil profesional del educador de párvulos del siglo XXI.

Variable independiente: criterio de expertos respecto a las características del perfil profesional.

Definición de conceptos:

Perfil profesional: modelo que se aspira alcanzar mediante la aplicación de un plan de estudio.

Vocación: Es un llamado o inclinación interior que compromete al ser humano a autorrealizarse plenamente a través de una actividad trascendente de servicio a los demás.

Actitudes específicas: Son las condiciones básicas indispensables para el desempeño profesional.

Educación: Desarrollo y perfeccionamiento de las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos, etc.

Educación parvularia: primer nivel del sistema educacional chileno que se propone lograr el desarrollo integral del niño entre 0 y 6 años.

Educador de Párvulos: profesional cuya sólida formación académica e incentivo vocacional lo llevan a ser una persona comprometida con la formación del niño, que contribuye a su desarrollo armónico e integral, promoviendo un trabajo en equipo y la coordinación de actividades con el grupo familiar del párvulo.

3. ETAPAS PREVIAS A LA ELABORACION DEL INSTRUMENTO. PROCEDIMIENTO PARA LA ELABORACIÓN DEL MARCO TEÓRICO E INSTRUMENTO.

3.1 Revisión Bibliográfica

Se visitaron y consultaron las bibliotecas y centros de las siguientes instituciones- Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Universidad Educares, Universidad Central, Biblioteca de Providencia, biblioteca de Las Condes, C.I.D.E.

Después de revisados los documentos se analizó la información resutando lo más relevante para el estudio.

Se envió el proyecto de Seminario de Título para que fuese informado por expertos; éstos formularon las siguientes sugerencias:

-. Modificación del diseño del proyecto, transformándolo en un diseño descriptivo.

-. Ampliación de marco teórico

-. Reformulación de objetivos.

-. Revisión de distintos autores: Maturana, Calvo, De Puyadas y Hernández

-. Cambiar el título.

3.2 Reorganización y ampliación del Marco Teórico

Se procedió en primera instancia a revisar la nueva bibliografía ampliando la información recolectada; analizando y configurando el marco teórico.

3.3 Estrategias para elaborar el instrumento de recolección de datos.

Se procedió a diseñar un cuestionario que intentaba abarcar las instancias en que se desempeña el educador de párvulos, sus valores y formación.

Este instrumento fue elaborado tomando en consideración los textos publicados por especialistas y los documentos emanados de seminarios y encuentros en que se examinaron las exigencias que deberá enfrentar la educación del próximo siglo atendiendo a los requerimientos del progreso social; de este análisis surgieron las preguntas incluidas en dicho cuestionario.

Una vez reorganizado éste se procedió a elaborar el cuestionario de ocho preguntas abiertas luego, según sugerencias de los jueces, fue ampliado a diez preguntas abiertas corrigiendo el contenido de las mismas.

3.4 Validación del instrumento

Se diseñó la primera versión de los cuestionarios (Anexo Nº1), fueron enviados a los jueces elegidos por el equipo de seminaristas, debiendo éstos ser idóneos en el área de la educación y de la investigación.

Presentándose el tema, objetivos e instrucciones a través de una carta (Anexo Nº2) y una pauta de respuestas (Anexo Nº3) que debía ser devuelta al grupo de seminario, para realizar un análisis cuali y cuantitativo de las respuestas.

Los jueces seleccionados fueron los siguientes:

1. Sra. Isolde Brand. Educadora de Párvulos y Docente de la Universidad Central.

2. Sr. Gabriel Flores. Docente del Area de Expresión de la Universidad Central.

3. Sra. Verónica Romo. Educadora de Párvulos y Docente del Area de Expresión de la Universidad Central.

4. Srta. Yulan Zun. Docente de la Universidad Central y Psicóloga.

5. Sra. María Eugenia Parra. Asistente Social y Docente de la Universidad Central.

Con los informes emitidos por estos especialistas cuyas sugerencias se grafican en el cuadro incluido a continuación se procedió a elaborar la versión definitiva del instrumento (Anexo Nº4).

CUESTIONARIO

CUADRO PÁG. 88

Simbología:

1. Sra. María Eugenia Parra

2. Sr. Gabriel Flores

3. Sra. Verónica Romo

4. Sra. Isolde Brand

5. Srta. Yulan Zun.

/ = preguntas reformuladas.

X = preguntas no reformuladas.

3.5 Prueba de contabilidad del instrumento

Se procedió a probar la contabilidad mediante aplicaciones pilotos. Dichas aplicaciones del cuestionario ya elaborado se realizaron a profesionales de diferentes áreas:

- Sra. Sara Ortíz, Sub Directora Colegio John Dewey

- Sra. Alicia Schwartzmann, Directora Jardín Infantil Clínica Las Condes.

- Sra. Eliana Navarro. Docente Liceo Amanda Labarca.

- Sra. Gloria Encina. Docente del Area de la Expresión de la Universidad Central.

- Sr. Enrico Bertolino. Ingeniero Comercio Exterior, C.T.C.

Mediante esta aplicación se detectó la necesidad de readecuar algunas preguntas en lo que respecta a cantidad y orden de éstas. Además se cambió el enunciado de la pregunta 9, (Anexo 5), ya que todos los jueces no lo comprendieron.

4. CATEGORIAS DE ANALISIS

Las categorías de análisis utilizadas para analizar los datos proporcionados por los expertos fueron los siguientes:

- valórícas

- competencias futuras

- demandas sociales

- afectividad en el rol del futuro

- roles del futuro

- competencias del educador en el mundo de la informática

- progreso social del siglo XXI

- formación universitaria del profesional del futuro.

En relación a cada una de las categorías mencionadas se agruparían las respuestas similares expresadas por los expertos que integraron la muestra, también se determinó que, en caso de existir discrepancias, éstas se analizarían en la categoría respectiva.

5. UNIDADES DE ANALISIS

La muestra fue seleccionada intencionalmente, procurando abarcar las más diversas áreas de especialidad; en la nómina, ordenada alfabéticamente, que se incluye a continuación se indica sólo la calidad en que cada especialista fue consultado, (expertos en), por cuanto, el insertar en el listado los variados antecedentes académicos de estos profesionales, afectaría la calidad de la información:

CUADRO PÁG. 91

En total se consultaron 13 expertos, de ellos respondieron 11. El señor Alejandro Foxley se disculpó de hacerlo debido a sus múltiples compromisos.

Por otra parte, acogiendo sugerencias de los especialistas que informaron el proyecto de seminario, se consultaron ocho educadoras de párvulos en ejercicio y una profesional de la especialidad que aportara su vasta trayectoria académica, sobre competencias y campo de acción del educador de párvulos del siglo XXI. (Anexo Nº6)

Las ocho educadoras consultadas fueron:

1. Michelle Amiot

2. Alejandra Kreps

3. Karen Cuñado

4. Paulina de la Carrera

5. Patricia Guerrero

6. Patricia Hernández

7. María Eugenia Llanos.

8. Marcela Pinto.

Aportó su vasta formación profesional y académica la sra. Selma Simonstein Fuentes, Directora de la Escuela de Ciencias de la Educación de la Universidad Central.

La consulta a estas profesionales tuvo como finalidad el comparar si existían similitudes y/o diferencias con el criterio de los expertos respecto a competencias y campo de acción profesional.

5.1 Criterio para la estratificación de la muestra

En primera instancia las investigadoras enviaran una carta con el un cuestionario que fin de solicitar a expertos de diferentes áreas contestar un cuestionario que serviría como base de la investigación. El cuestionario y la carta fueron entregados a éstos en forma personal.

La muestra de expertos fue intencionada ya que las investigadoras los eligieron con criterios previamente establecidos y quienes aceptaron contestar el cuestionario conformaron la muestra final (Anexo Nº7).

6. ADMINISTRACION DE LOS INSTRUMENTOS

Los cuestionarios fueron contestados por escrito por los expertos, también por las educadoras de párvulos que integraron las unidades de análisis complementarias.

Las seminaristas, se dirigieron a los expertos personalmente explicándoles a grosso modo el contenido del cuestionario, las condiciones fueron muy favorables por cuanto estos especialistas manifestaron excelente disposición.

Similar acogida encontraron las investigadoras al aplicar el cuestionario a las educadoras de párvulos, quienes tuvieron una actitud muy positiva para participar de esta investigación.

CAPITULO IV

RESULTADOS

ANALISIS E INTERPRETACION DE LOS DATOS

El procedimiento utilizado para analizar la información fue el de agrupar las respuestas similares expresadas por los expertos en relación a cada una de las categorías que se incluyen a continuación, determinando, previamente, que, en caso de existir discrepancias, éstas se detallarían en la categoría respectiva.

De acuerdo a las categorías previamente establecidas se analizará la información proporcionada por los expertos sobre cómo se podrían proyectar dichas categorías en el próximo siglo.

1. Valóricas

En esta categoría los valores que alcanzaron un más alto porcentaje de coincidencia fueron: solidaridad, verdad, amor, honestidad, creatividad, perfectibilidad, apertura, responsabilidad y respeto.

La fundamentación para estas prioridades valóricas se encuentra en un incremento del individualismo atendiendo a la competitividad que presidirá las relaciones humanas situación que exigirá el enfatizar la solidaridad en el trabajo educativo del nivel parvulario; el compromiso con la verdad surgirá de la acelerada producción del conocimiento que hará necesario el explicitar ese compromiso en una actitud de permanente actualización del mismo y, además, de una profunda conciencia de su importancia.

En un mundo competitivo en que se privilegia el éxito, el amor podrá equilibrar la soledad que caracterizará a una sociedad individualista salvando a las personas del aislamiento.

Deberá también primar la honestidad por cuanto, en una sociedad más desarrollada, existirán mayor número de incentivos tendientes a provocar conductas deshonestas.

La necesidad de buscar permanentemente nuevas formas de innovar en estrategias y utilización de los recursos harán necesaria la creatividad.

La perfectibilidad por su parte está estrechamente relacionada con la búsqueda de la verdad; el hombre es perfectible por naturaleza, pero el asumir este carácter como requisito indispensable de su rol formador le permitirá plantearse siempre nuevas expectativas en el ejercicio de su profesión.

El trabajo interdisciplinario demandará mayor apertura para alcanzar la integración de matices diversos en la labor de distintos especialistas que confluyen hacia una misma meta.

La responsabilidad y el respeto son dos valores inherentes a la libertad; el primero supone asumir las consecuencias de las decisiones libremente adoptadas y, el segundo, concebir al otro como un ser que goza de los mismos derechos y, por lo tanto, no puede ser descalificado en sus acciones. Se supone que en el próximo siglo la influencia del medio gravitará cada vez menos sobre el individuo, siempre y cuando la educación cumpla su rol liberador en relación a éste.

En cuanto a características propias del siglo XXI que incidirán en los valores anteriormente analizados, los expertos coincidieron en señalar las siguientes:

- la preeminencia de la científico y de lo tecnológico afectará a la forma de vida de la sociedad que se transformará en una sociedad del conocimiento y la información en la que sólo mediante la educación se podrá superar la pobreza;

- la sobrevaloración de lo económico que podría generar una dependencia de las personas respecto a los bienes materiales;

- lo homogéneo estará representado por formas de consumo, modelos de organización, modelos empresariales y modelos de organización política; lo heterogéneo por la organización familiar, creencias religiosas, formas de recreación y sistemas de educación;

- intensificación del hedonismo y la superficialidad;

- diversificación de la fe en expresiones religiosas muy variadas;

Finalmente coinciden también en señalar que se otorgará mayor importancia al equilibrio ecológico como producto de la necesidad de sobrevivir.

2. Cornpetencias futuras

De acuerdo a estas características, las habilidades o destrezas que exigirá la sociedad del siglo XXI al Educador de Párvulos serán habilidades cognitivas, comunicativas, artísticas, sociales, racionales, instrumentales, efectivas, además de habilidades creativas e investigativas. Estas habilidades surgen como necesarias de acuerdo al contexto global de lo que se vivirá en la sociedad del próximo siglo.

Dentro de estas habilidades cobran importancia las cognitivas, instrumentales y racionales debido al impacto tecnológico mencionado; por lo tanto el educador debería ser capaz de comprender y manejar los sistemas operativos en boga, manejar softwares adecuados a la educación parvularia, tener elementos de programación que le permitan construir sus propios programas, entender el sentido y la utilidad de las redes internacionales de información y manejar con fluidez el acceso y las formas de navegar en ellas, sacando así el mejor provecho de estos avances para ponerlos al servicio de la educación y educar a los niños en su mejor uso. Junto a éstas se le da importancia a las habilidades comunicativas, ya que, por una parte, a través de ellas es posible difundir los avances en las distintas áreas y, por otra, es básica para el proceso de enseñanza-aprendizaje con el fin de desarrollar hábitos en los receptores.

La sociedad futura, proyectada a lo tecnológico, no sólo requerirá de las competencias antes mencionadas, ya que existirán otras que pondrían énfasis en lo humano entre las cuales se incluyen habilidades artísticas, sociales, efectivas y creativas.

En el contexto del futuro que estamos descubriendo adquiere aún más importancia que antes la relación afectiva entre el niño y el educador. Justamente una de las carencias que se prevé se intensificará es la del apoyo afectivo a los niños, que se enfrentarán a la sociedad cada vez más impersonal, produciéndose un alejamiento más temprano del núcleo familiar. Por lo mismo, en las etapas iniciales de la vida resulta fundamental reforzar este factor. Así, la educación de la afectividad pareciera ser una de las dimensiones claves para hacer más humana la sociedad del futuro.

Todas las habilidades mencionadas ayudarán a desarrollar personas capaces de asumir el medio en que les tocará desenvolverse, valorizándose así mismos tanto intelectual como efectivamente.

3. Demandas sociales

Estas habilidades que deberá tener el educador de párvulos tendrán como finalidad cubrir las necesidades sociales que caracterizarán al próximo siglo.

Las necesidades precisadas por los expertos se refieren básicamente a ampliar la cobertura de educación parvularia a todos los sectores de la población, sin que con esto disminuya la calidad de la enseñanza.

El educador debe estar preparado para saber evaluar las necesidades emergentes enfocando su labor hacia ellas, brindando así una atención específica y diferenciada.

4. Afectividad en el Rol del Futuro

Luego, en relación a la familia y su función afectiva, se plantean dos puntos de vista distintos. Uno sostiene que el educador tendrá que asumir el rol afectivo que la familia no esté cumpliendo, por lo que la institución deberá tomar al niño asumiendo su educación en todos los ámbitos durante su estadía en ella. Otro experto no cree que deba ser el educador quien asuma "la responsabilidad" de dar la afectividad que pierdan los niños como consecuencia de las modificaciones en la estructura familiar.

Este contexto, dadas sus características, exigirá intensificar la relación afectiva entre el educador y el niño, ya que es y será la base del sistema educativo y lo que nos distingue como nivel parvulario. Además, a través de ésta, se ayudará a paliar de algún modo las inseguridades y carencias efectivas que día a día se incrementarán, producto del sistema de vida en que le corresponderá actuar.

Es importante enfatizar la relación armónica entre el educador y el niño, en un clima en el que imperen el respeto y el interés sin caer en el paternalismo ni en la manipulación afectiva.

5. Roles del Futuro.

Frente a los cambios educacionales que se deben producir en la sociedad del siglo XXI, los roles más importantes que debería cumplir el educador de párvulos con respecto a los niños serán básicamente de facilitador de los procesos de enseñanza-aprendizaje, del desarrollo integral con especial atención a. los procesos de formación de la personalidad y de su desarrollo intelectual, afectivo y motriz y de supervisor del aprendizaje.

En relación a los padres deberá cumplir los siguientes roles: colaborador con la labor educativa de los padres que constituyen la primera instancia educativa; guía de los padres en la orientación conjunta de los procesos de maduración del niño; ayudar a los padres cumpliendo funciones que antes eran exclusivas de ellos; ser un nexo de comunicación entre los niños y sus padres en los aspectos cognitivos, efectivos y sociales, y generador de la participación de los padres en el aprendizaje de los niños.

En relación a la comunidad, el educador de párvulos deberá cumplir los siguientes roles: participar activamente en los proyectos comunitarios; motivar a la comunidad para solucionar los problemas de los niños en la edad parvularia destacando sus implicancias sociales, impulsar iniciativas de mejoramiento del ambiente escolar y su entorno; orientar y promover iniciativas que favorezcan el desarrollo y los derechos de los niños y facilitar la cohesión.

Si bien los niños serán siempre lo más importante, según el criterio de los expertos, en el futuro la armonía entre las distintas instancias de trabajo será más necesaria, por cuanto aumentará la complejidad social.

Con el incremento de las necesidades materiales de la familia, el educador deberá complementar los roles familiares, pero no suplirlos, deberá conocer y comprender todo lo que sucede en ella para apoyar al niño y a su núcleo familiar, procurando que la educación no pase a ser un elemento foráneo al núcleo familiar.

El educador deberá inculcar en el niño autocontrol y orientar a los padres respecto a los objetivos y metodología a utilizar.

Según los expertos, en el próximo siglo, habrá menos tiempo disponible para los niños como consecuencia de una cultura de trabajo más exigente y profesional, la incidencia de roles cambiados se verá como algo normal, pero se necesitará gente con real vocación para contrarrestar la influencia social y rescatar valores necesarios para que el hombre sea feliz, este profesional de todas maneras deberá seguir cumpliendo su propio rol aunque la formación de los padres pueda verse deteriorada y ellos mismos busquen otros sustitutos del educador (televisión, nanas u otros).

6. Competencias del Educador en el Mundo de la Informática.

La racionalidad, proyectada al ámbito pragmático instrumental, permitirá al educador el utilizar los beneficios de la informática en aras de la calidad educativa. Los expertos puntualizaron que el manejo y comprensión de los sistemas operativos se traducirá en la utilización de softwares adecuados a la educación parvularia; en un nivel más amplio deberá también ser capaz de entender el sentido y la utilidad de emplear las redes internacionales de información.

Sin embargo, estas competencias están supeditadas a una capacidad humana esencial: poder discriminar lo que él persigue, como profesional de la educación, de los recursos que utiliza para alcanzar sus propósitos. Entre estos últimos está la informática que tiene un carácter meramente instrumental y que jamás reemplazará el pensamiento humano.

7. Progreso Social del Siglo XXI.

Partiendo de la base que el progreso social se concretará en una mayor facilidad para acceder a la satisfacción de necesidades básicas de salud, vivienda y seguridad social, incorporación de nuevas tecnologías que mejorarán la calidad de vida material de la población en general, existirá una mejor educación ya que se contará con mayores recursos, el educador podrá manejar herramientas de sólido respaldo científico para desarrollar y evaluar su trabajo. Aumento de la cobertura en la educación superior a sectores marginados de ella, generalización de accesos a los medios de comunicación y de información masiva. En términos valóricos los procesos de modernización producirán cambios profundos en el modo de concebir las relaciones entre las personas, especialmente en lo relativo a sexo, familia, condición de la mujer y derechos de las minorías, junto a ello es posible que se profundicen la drogadicción, delincuencia juvenil y la violencia inorgánico que se expresa en situaciones de masa.

Los aspectos positivos que incidirán en la labor del educador serán: mayor abundancia de bienes y servicios y mayores facilidades para acceder a ellos; equidad y calidad de la educación; obligatoriedad de la educación preescolar para todos; obligatoriedad de salas cunas de todos los lugares de traba o en que hayan madres que lo requieran; cobertura en salud para un mayor número de población, acceso a vivienda propia; mayor número de espacios recreativos y desarrollo en lo cultural.

Los aspectos negativos del progreso social que incidirán en la labor del educador de párvulos serán: profundización de las desigualdades socioeconómicas, alto grado de consumismo, pérdida de valores trascendentes entre otros. Se corre el riesgo de concebir la educación como un proceso donde el materialismo juegue un papel importante quedando de lado una concepción humanista de la vida que es capaz de dar fortaleza y estabilidad a toda sociedad, además aumentarán las enfermedades sociales entre ellas drogadicción, SIDA, strees, depresiones, obesidad, etcétera. Habrá una falta de comunicación interpersonal y mayores índices de violencia y por último una ausencia de Dios.

8. Formación Universitaria del Profesional del Futuro.

Con respecto a la formación universitaria de los profesionales de la educación parvularia, en los dominios cognitivo, afectivo y social, las características que ésta debería tener son las siguientes:

- Dominio cognitivo: la formación debería entregar al futuro educador conocimientos generales sobre ciencia y tecnología y proporcionándole así herramientas tecnológicas a nivel del usuario; también exigirá conocimientos básicos de anatomía, biología y nutrición, de técnicas de motivación y métodos de enseñanza-aprendizaje. El futuro profesional debe recibir además conocimientos generales de diversas disciplinas tales como: filosofía, historia, antropología y economía, que le permitan tener una visión global del mundo.

La educación superior debe procurar que el educador amplíe conocimientos a nivel macro; preparar personas capaces de razonar, de expresarse con fluidez y correctamente, que manejen un conocimiento que se adecue a los cambios.

Desarrollar mentes amplias, cuestionadoras, desafiantes y creativas. Además es necesario prepararlos para compartir la integración académica con otras profesiones, proyectándose más interdisciplinariamente.

- Dorninio afectivo: ¡o principal es inculcar un sentimiento de asombro ante la belleza y posibilitando así el desarrollo artístico íntegral. Apuntar al desarrollo personal en todo el proceso, a fin de que el futuro educador pueda expresar en forma franca sus emociones y sentimientos, con ello se favorecerán las relaciones de grupo y amistad fortaleciendo la solidaridad y la responsabilidad social; el desarrollo de una actitud asertiva deberá ser primordial.

También la formación docente debería ayudar al desarrollo de la honestidad, generosidad, creatividad, ansia de cultura, afectividad y un gran deseo de perfeccionarse. En general, se deberá formar educadores que tengan claros cuáles son sus valores intransables, que se sientan seguros de su vocación y orgullosos de realizarla, conociéndose a sí mismos sin temores y dispuestos a enfrentar sus carencias y trabajar por superarlas para responder al mundo laboral en buenas condiciones.

- Dominio social: Primero que nada se debe formar educadores capaces de enfrentar los cambios y ser partícipes del desarrollo social, con habilidades para la convivencia social, que experimenten agrado por el contacto creativo entre seres humanos; habilidades para el trabajo en grupo y con capacidad de liderazgo social, que sean agentes activos de cambios sociales.

Las instituciones formadoras deben fomentar el trabajo en equipo, sin discriminaciones de sexo, ideología, religión o raza, para que sea capaz de respetar y valorar a todas las personas.

En general los expertos señalan que la formación de profesionales en educación parvularia deberá contribuir a abandonar la repetición libresca, promover la crítica, alentar la creatividad, reconocer la imaginación como función principal, destacar los valores personales, logrando así formar a un individuo que sea capaz de cuestionar desde las técnicas que utiliza en el aula hasta el universo y su sentido.

LA VISION DE UN FILOSOFO

La opinión del filósofo don Félix Schwartzmann exige un acápite aparte en el análisis de los datos recabados de los expertos. No sólo por el prestigio de este pensador, sino porque las razones que sustentan su punto de vista diferente enriquecen esta investigación.

Sostiene el señor Schwartzmann que existen elementos que impiden anticiparse al futuro, reconociendo sí la "angustiosa necesidad" de anticipar ese futuro debido a la velocidad con que se producen los cambios.

Para fundamentar dicho impedimento se refiere al hecho que, al finalizar el siglo XIX, nadie fue capaz de predecir los inventos de la presente centuria, (televisor, informática, rayos láser, satélites artificiales, etc.). También alude a la caída del imperio soviético, hecho que convulsionó las ideologías a nivel mundial. Considera como una "ironía de la historia" el que, no hace mucho, en Rusia las educadoras de párvulos se formaban para un régimen basado en la "racionalidad marxista" y, ahora, su formación está inspirada en el capitalismo.

La profunda reflexión de este filósofo abarca las exigencias ancestrales que mueven al ser humano a buscar formas de "predecir lo impredecible", pero a la vez, lo enfrentan reiteradamente al carácter enigmático de lo que vendrá. El universo del hombre sufre el impacto de lo tecnológico, por cuanto incide en la dinámica propia de las relaciones sociales, comprobamos dolorosamente que esa tecnología, que no deja historia, afecta irremediablemente el acaecer humano.

El pensador se declara escéptico frente a lo que denomina paraísos tecnológicos', confía sí en las "posibilidades creadoras del hombre" que ha plasmado su ser en el entorno en un nivel inalcanzable para cualquier dimensión de la realidad virtual. Confía entonces, en la capacidad humana de desarrollar sus disposiciones espirituales que le permitirán enfrentar lo nuevo, asombrándose ante lo fantástico, valorizando las innovaciones sin caer en la alienación; vale decir que en esta coevolución del hombre y la máquina, se rescatará el sentido de lo humano en la medida que ese hombre concilie su ser con los diversos futuros posibles, puesto que sobre lo que vendrá sólo caben hipótesis que pueden o no convertirse en realidad. La incertidumbre del futuro debe constituirse en un desafío para defender y conservar las potencialidades humanas. Por ello, reflexiona Schwartzmann, deberá formarse una educadora capaz de atender y comprender lo eterno del hombre y, también, de enfrentar lo insospechado en el ámbito individual y colectivo; capaz de enseñar a los niños no sólo la diferencia entre un objeto natural y un objeto cultural, sino además llevarlos a distinguir el ser de la naturaleza y el ser de la cultura.

Atender y comprender lo eterno del hombre es un camino para enfrentar el futuro impredecible, porque si bien algunas de las fantasías que se tejen sobre éste pueden permanecer en el terreno de la ficción, otras pueden constituirse en anticipaciones de lo posible si se parte de lo humano universal, la necesidad del otro y su presencia en el vínculo inmediato de la convivencia deseable.

ANALISIS DE LOS DATOS EXTRAIDOS DE LOS CUESTIONARIOS CONTESTADOS POR LOS PROFESIONALES

COMPETENCIA QUE EXIGIRA EL SIGLO XXI

De acuerdo con lo expresado por estos profesionales, el pensamiento reflexivo se constituirá en una habilidad prioritaria para el profesional del siglo XXI, por cuanto dicho pensamiento le permitirá resolver problemas, inducir y deducir, llegando así a desarrollar funciones cognitivas propias del que hacer científico; ellas incidirán en su autonomía moral e intelectual, constituyéndose en un hábil orientador de experiencias reales y significativas para los niños.

Utilizando diferentes vías de información este profesional deberá mantenerse al día en todo lo que respecta a planificación y estrategias curriculares, para así cumplir eficientemente su rol como agente de transmisión cultural.

Ciencia y educación estarán estrechamente ligadas, por cuanto la primera entregará los elementos para desarrollar y hacer más eficiente la actividad educativa.

En el área tecnológica será necesario que desarrollen todas las habilidades tendientes a un uso eficiente y productivo de los recursos que dispondrán en el próximo siglo.

En el ámbito de la acción con niños, padres y comunidad, el educador intervendrá con un enfoque universalista, siendo los tres estamentos complementarios, por cuanto la complejidad social del próximo siglo se constituirá en un desafío para el educador: él será el agente que mantendrá aquellos valores que conserven el núcleo familiar, ya que serán muchos los elementos que llevarán a los padres a despreocuparse por sus hijos.

Por otra parte, en relación a la comunidad, el educador deberá mantener el vínculo entre ésta y los niños oficiando él mismo de elemento sensibilizador ante temas tales como el medio ambiente, los derechos del niño y, en general, la superación de las condiciones socio-culturales deficitarias.

Entre los valores que estos profesionales destacan como deseables para el educador de párvulos del futuro están la creatividad, la flexibilidad, la autoestima positiva y el respeto.

Finalmente todos coincidieron en señalar la importancia de los valores humanistas.

La profesional de la especialidad cuya vasta trayectoria académica se complementa con un ejercicio profesional de muchos años, expresó los siguientes criterios respecto a competencias profesionales, campos de acción y matices diversos que éstos tienen.

En lo que respecta a competencias profesionales señaló:

- Capacidad para manejar con propiedad los fundamentos Socio-Filosóficos y Psicológicos de la Educación.

- Habilidad lnvestigativa

- Capacidad para construir conocimiento pedagógico basado en la crítica de su propia experiencia

- Actitud favorable al trabajo cooperativo e interdisciplinario.

Dichas competencias según esta especialista se afianzan con predisposiciones valóricas tales como: creatividad, capacidad comunicativo, honestidad, apertura, responsabilidad, ecuanimidad, afectividad.

Todos estos valores explicitados en una convivencia democrática dentro del aula en la que el profesional manejará adecuadamente las técnicas relacionadas con la planificación, selección, aplicación y evaluación de contenidos.

El énfasis de su labor pedagógica estará dado en la creación de programas para trabajar tanto con el niño como con la familia y la comunidad, por cuanto para lograr eficiencia en tal sentido no requerirá de una sola modalidad y, como consecuencia, su creatividad se expresará en la capacidad para buscar por sí misma la estrategia más efectiva.

Por otra parte lo importante no es visualizar programas como exclusivamente dirigidos hacia la familia, a los niños o a la comunidad, sino el tener como meta programas integradores.

También señala, respecto a los programas según sector socio-económico en que se trabaje que lo relevante será buscar la equidad y no, por ejemplo, "programas para gente pobre que se convierten en programas pobres".

Frente al niño los educadores del próximo siglo deberán propiciar la creatividad, la crítica, la autonomía, la curiosidad y la apertura hacia el mundo, procurando integrar a su trabajo a los niños discapacitados.

Ante la familia deberá respetar las características socio-culturales de ésta y, además, permitiendo su participación real en el proceso educativo. También deberá manejar información teórica general sobre el núcleo familiar y el cambio que éste experimente en nuestra sociedad, especialmente en lo que respecta al rol de la mujer.

En cuanto al personal, junto con asesorarlo y supervisarlo deberá promover su capacitación. Además el educador como profesional deberá ser capaz de trabajar en grupos interdisciplinarios.

Por último en lo que se refiere a la comunidad, esta especialista sostiene que el educador deberá incorporarla a la gestación de proyectos, reconociendo y aceptando sus necesidades (más aún si pertenece a una cultura diferente a la de él).

ANALISIS COMPARATIVO ENTRE CRITERIO DE EXPERTOS Y DE PROFESIONALES DE LA ESPECIALIDAD.

Los expertos se refieren a las competencias futuras considerando éstas en forma global, las profesionales consultadas las abordan de manera más específica; en cuanto a la necesidad de desarrollar la actitud científica ambas fuentes la señalan como prioritaria; el trabajo interdisciplinario exigirá habilidades sociales y capacidad de adaptación; en lo valórico encontramos responsabilidad, respeto y creatividad; también se detecta coincidencia en la visión de la afectividad como nexo indispensable entre el educador y el niño.

Cabe señalar que en el criterio de las profesionales en ejercicio se detecta un mayor énfasis en el campo de lo pragmático inmediato, es así como mencionan la importancia de la autoestima positiva cuya carencia seguramente podrían haber captado directamente del ejercicio profesional y, por lo mismo, la proyectan a la visión del próximo siglo; lo mismo ocurre con la flexibilidad que exige, muchas veces, dejar de lado una cuidadosa planificación en aras de los logros e intereses de los niños, dicha exigencia se hará más relevante en el futuro por cuanto se verá enfrentado a mayor cantidad de estímulos y, como consecuencia, el educador deberá estar preparado para afrontar las situaciones emergentes. En tal sentido, uno de los expertos consultados (Félix Schwartzmann), señaló que es necesario estar preparado para enfrentar lo insospechado en el ámbito de la educación parvularia.

En síntesis, ambos enfoques son complementarios, enfatizando uno el campo de lo teórico (expertos) y el otro en el práctico (educadoras).

CAPITULO V ESBOZO DE UN PERFIL

Para esbozar este perfil hemos considerado las sugerencias de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (Escuela de Pedagogía) (36), es así como clasificaremos las características de este perfil en las categorías de "El Ser", "El Hacer" 'y "El Saber".

El Ser

La perfectibilidad propia de lo humano deberá reflejarse en el educador de párvulos en una expectativa permanente de superación cuya meta se visualiza siempre a la distancia, constituye "lo mediato", es el estímulo para seguir adelante pero requiere, como condición indispensable, de la voluntad explicitada en "el querer consciente", supone entonces una actitud y también una aptitud; la actitud, en cuanto a disposición interna, pertenece "al ser" individual, la aptitud en cambio se sitúa en el ámbito "del hacer".

El Hacer

Las acciones que deberá desarrollar el Educador de Párvulos en el siglo XXI constituirán un desafío permanente para sus habilidades cognitivas, racionales, afectivas, expresivas e instrumentales.

Evaluando las necesidades emergentes deberá ir regulando su que hacer profesional en las funciones propias de su rol.

Las competencias se diversificarán para satisfacer las demandas sociales y, más específicamente, las exigencias de los niños, sus padres y la comunidad que los rodea; junto con ello está la aptitud para desenvolverse con seguridad en el trabajo interdisciplinario, labor que requerirá de una sólida autoestima.

El hacer es lo inmediato, pero emana del ser que se proyecta de lo mediato y, por lo mismo, se encuentran indisolublemente ligados.

El Saber

Ciencia, filosofía y tecnología, representan la base teórica que satisfacerá las necesidades emergentes del ser y del hacer, de lo mediato y de lo inmediato.

Sin embargo lo teórico por sí solo no permitirá lograr excelencia en el que hacer pedagógico. La vocación, inserta en el "ser individual", será el elemento determinante, por cuanto ella incentivo la perfectibilidad que se concreta en la investigación, la construcción del conocimiento, el aprender a aprender y en el reconocer que no se sabe".

CONCLUSIONES

Al iniciar la investigación las alumnas-investigadoras plantearon inquietudes respecto a la factibilidad de que los expertos accedieran a colaborar en un estudio de esta naturaleza, puesto que era posible que estos especialistas consideraran que podría ser pretencioso el pronunciarse sobre las características que debería tener un profesional en el próximo siglo. Sólo el filósofo consultado expresó esta imposibilidad, basándose en criterios estrictamente filosóficos que, sin embargo no contradecían lo expresado por los otros especialistas.

Es necesario reconocer que una muestra más amplia habría otorgado mayor validez a este estudio, razones de tiempo impidieron el incluir un grupo más numeroso de especialistas en ella.

Por otra parte la relevancia que alcanzaba la calidad y cantidad de respuestas que se esperaba recabar en la fase de consulta a los especialistas, se reflejó en un alto grado de incertidumbre en las investigadoras, felizmente sólo dos expertos consultados no respondieron.

Las autoras estiman que realizaron un esfuerzo importante y, por ello, el análisis realizado constituye un modesto aporte a la educación. No obstante están conscientes que dicho aporte pudo haber sido más substancial.

Las respuestas de los expertos abarcaron integralmente lo humano, lo social, lo económico, lo valórico, instrumental, etc., extraña el encontrar en una gama tan amplia de opiniones sólo una mención a un problema que aparece indispensable incorporarlo "ahora" a la conciencia social: se trata del problema de los discapacitados, al que sólo aludió un profesional que integraba la muestra. Pensamos que la preocupación por este problema es un signo de desarrollo y que, en el siglo XXI, Chile habrá alcanzado ese nivel.

Resumiendo el criterio de los expertos y también los planteamientos de la literatura analizada en el marco teórico, el perfil del educador de párvulos del siglo XXI exigiría, como condición indispensable, cambios en las actitudes de este profesional, por cuanto sería necesario que enfrentara la acción educativa con una disposición interna de apertura, de autocrítica, de perfeccionamiento constante y de voluntad para poner en práctica los conocimientos teóricos adquiridos.

También de las opiniones de dichos especialistas se derivan conclusiones relativas a la formación de este profesional, éstas apuntarían a:

- incorporar a los planes de estudio todo lo que diga relación con los adelantos científicos y tecnológicos recientemente alcanzados;

- mantener y afianzar aquellos contenidos que consoliden su formación humanista;

- incentivar su interés por investigar, a fin de que dicho interés se traduzca en un afán de permanente autoperfeccionamiento que lo habilitará para enfrentar eficientemente los avances que se producirán el próximo siglo.

Finalmente el grupo considera que la organización coherente y consistente de la gran cantidad de información dispersa que existía sobre los "desafíos del siglo XXI", es una contribución a la reflexión educacional, sin embargo también reconoce las limitaciones de la misma.

BIBLIOGRAFIA

1. AGUIRRE, Bernardita LARA, Mónica; MARTINEZ, Karina; MUÑOZ, y Verónica- OTTO, Constanza POKLEPOVI'C, Magdalena; TAPIA, Viviana. El uso del computador en el jardín infantil, seminario de título, Universidad de Educares, Santiago, Chile, 1994.

2. AHUMADA, P. Chaparro, A. MARINKOVICH, J. Martínez, Y. MORAN. Competencias genéricas proyectadas hacia la formación del profesor en el año 2000. Documento de trabajo Nº20/92, Chile, CPU, 1992.

3. CALVO, Carlos. Del mapa escolar al Territorio educativo en la desescolarización de la escuela. Encuentro Nacional sobre políticas en la Formación de Educadoras. Santiago, 1991.

4. CANALES, Manuel. "Perfilación y consolidación de las cualidades básicas del educador profesor en la triple dimensionalidad de su personalidad integral como persona, profesional y ciudadano". Santiago, CPEIP, 1992.

5. CASTILLEJO, José Luis; ESCAMEZ, Juan; SARRAMONA, Jaime y GARCIA, Joaquín. Educar para el siglo XXI; Criterios de evaluación para el uso de la informática educativa. Barcelona, España, Editorial los libros de Fundesco, 1987.

6. Comité Técnico Asesor del Diálogo Nacional sobre la modernización de la Educación chilena Designado por S.E. El presidente de la república. Los desafíos de la Educación chilena frente al siglo M. Santiago Chile, 9 de Septiembre de 1994.

7. DE PUYADAS, Gabriel. Calidad de la educación. Los nuevos educadores. Santiago, corporación de promoción universitaria, 1991.

8. Documento "El modelo de formación de profesores de la Universidad Austral de Chile". Universidad Austral de Chile.

9. ESCOFFIER, María Teresa, La congruencia del recurso tecnológico. Artículo en revista de educación Nº212, Chile, Noviembre, 1993.

10. GONZALEZ, Eduardo. La educación hoy debe llevar a la dominación simbólica. Artículo en Revista de Educación Nº212, Chile, Noviembre 1993.

11. GUZMAN, Manuel. "Humberto Maturana. La educación: un ejercicio de humanidad". Revista de Educación número 228, Chile, Septiembre, 1995.

12. ILABACA, Jaime. Informática educativa, Santiago, Chile, Editorial Universitaria, 1993.

13. MANTOVANI, Juan. Educación y Plenitud Humana, Buenos Aires, El ateneo, 1968.

14. MATURANA, Humberto. Emociones y lenguaje en educación y política. Chile, Hachette. 1990.

15. MONTERO, Patricio. La tecnología permite hacer educación, más que hablar de ella. Artículo en revista de educación Nº212, Chile, Noviembre, 1993.

16. NAVARRO, lván. Perspectivas de la Educación en los países latinoamericanos hacia el año 2000. Documento de trabajo, Chile, Instituto Profesional Blas Cañas.

17. PARRA, María Eugenia; SIMONSTEIN, Selma. Trayectoria en el Desarrollo de un Currículum para Formar Educadores de Párvulos con un grado de Licenciado en Educación Ponencia presentada en el seminario Taller Nacional II "La Formación inicial y permanente del profesora en relación con el mejoramiento de la calidad de la educación", Chile, 1994.

18. PASCUAL, Enrique. Revista pensamiento educativo. Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1994.

19. PERALTA, María Victoria. Necesidades de desarrollo de la educación parvularia en el Chile actual y la formación de los educadores de párvulos. Chile, JUNJI, 1990.

20. PERALTA, María Victoria. Desafíos presentes y futuros del educador de párvulos en Chile. Chile, 1994.

21. Ponencia del profesor Roberto Villena, Universidad Católica del Maule, Talca, 1994.

22. Propuesta para la formación inicial y permanente de docentes basadas en investigaciones realizadas al interior de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío Bío. Chile.

23. RUZ, Juan; LOPEZ, Ricardo; LARRAIN, Rodrigo; HERRERA, Mercedes; VARGAS, Violeta; GARCIA, Rosalía. Formación de profesores: Ejes Articuladores del Curriculum. Universidad EDUCARES, Sede Santiago, Chile, Septiembre de 1991.

24. SCHIEFELBEIN, Ernesto. En busca de la escuela del siglo XXI. Santiago, Chile, CPU, 1992.

25. Seminario La formación inicial y permanente de] profesorado en relación con el mejoramiento de la calidad de la educación, Valdivia, Chile. 13 y 14 de octubre de 1994.

26. SEPULVEDA Lagos, Jorge y ESPINOZA Vásquez, Berta. "Perfil del Educador", Universidad Católica de Valparaíso, Escuela de Pedagogía.

27. SIMONSTEIN, Selma; HAWES, Gustavo. Plan de Estudios para el Grado de Licenciado en Educación y el Título de Educador de Párvulos. Santiago, Chile, 1991.

28. SIMONSTEIN Fuentes, Selma. "Gestación de la Formación de Educadores de Párvulos y su incidencia en el desarrollo del país". Documento realzado para el Congreso Mundial: "Criar y Educar Seres Humanos en un ambiente moderno". Santiago, 1995.

ANEXO Nº 1

1. ¿Cuáles son los valores que deberían primar en el educador de párvulos del siglo XXI ?

2. ¿Por qué serán importantes en esa época los valores que anteriormente mencionó?

3. ¿Qué habilidades o destrezas exigirá la sociedad al educador de Párvulos del Próximo siglo? Le agradeceríamos enunciarlas de acuerdo a la importancia que usted otorga.

4. ¿Cuáles serían las necesidades sociales que vendrían a satisfacer las habilidades y destrezas que señaló anteriormente?

5. Desde siempre la relación afectiva entre el educador de párvulos y el niño ha sido primordial. ¿Cómo visualiza usted dicha relación en la realidad social del siglo XXI?.

6. Frente a los cambios que ocurrirán en la sociedad de ese tiempo, ¿cuáles serían las funciones más importantes que debería cumplir el educador de párvulos en relación al niño? Le agradeceríamos nombrarlas en orden según la relevancia que usted les asigna.

7. Sobre la base de los cambios educativos que promoverá la informática ¿qué desafíos deberá enfrentar el educador de párvulos en ese período?

8. Considerando los cambios que usted ha señalado como necesarios en lo que respecta a valores, actitudes, funciones, habilidades, etc. ¿qué característica debería tener la formación universitaria de los profesionales de la educación parvularia en el dominio cognitivo, afectivo y social?

ANEXO Nº 2

Señor(a)

Presente

De nuestra consideración:

Las alumnas que suscriben se dirigen a usted con el propósito de solicitarte su participación, en calidad de juez, para validar el cuestionario que se adjunta.

Dicho cuestionario se ha elaborado para recoger la información requerida por nuestro Seminario de título denominado "Algunas categorías de análisis para conformar un perfil del Educador de Párvulos del siglo XXI".

Los objetivos generales de ese seminario son:

1. Recabar la opinión de expertos en relación a categorías de análisis que permitirían conformar un perfil profesional del Educador de Párvulos del siglo XXI.

2. Esbozar un perfil profesional sobre la base de las opiniones formuladas por los expertos respecto a las categorías de análisis antes mencionadas.

El grupo de expertos estará integrado por economistas, sociólogos, profesionales de la informática, filósofos y profesionales de la educación.

En atención a la exigencias de cumplir eficientemente con las etapas de este estudio, le agradeceríamos contestar en el plazo más breve que le sea posible.

Agradeciendo de antemano su buena disposición, le saludan atentamente,

Catalán Araya, Alejandra Andrea

Echeverría Morales, Claudia Paz

Maralla Faila, Paula Ximena

Montero Schwartzmann, Natalia

Solar Montero, Kathedne Nayaska

Soto Cabello, Pilar Andrea

Villegas Ortíz, Marcela Patricia

Se adjunta pauta para facilitar su respuesta.

ANEXO Nº 3

Formulario para Respuesta de Jueces

A. Preauntas que deben ser reformuladas.

Nº de la Sugerencia para reformularla

Pregunta

B. Preguntas que deben ser suprimidas

Nº de la Razón que motiva la supresión

Pregunta

C. Preguntas que deberían ser agregadas.

Criterio para formularlas:

Firma del Juez

ANEXO Nº 4

CUESTIONARIO

1 ¿Cuáles son los valores que deberían primar en el educador de párvulos del siglo XXI?.

2. ¿Qué características propias del siglo XXI harán relevantes los valores que anteriormente señaló?

3. ¿Qué habilidades o destrezas exigirá la sociedad al educador de párvulos del próximo siglo? Le agradeceríamos enunciarlas de acuerdo a la importancia que usted les otorgó.

4. ¿Cuáles serían las necesidades sociales a las que debería responder el educador de párvulos del siglo XXI?

5. Desde siempre la relación afectiva entre el educador de párvulos y el niño ha sido primordial. ¿Cómo visualiza usted dicha relación en la realidad social del siglo XXI?

6. Frente a los cambios que ocurrirán en la sociedad de ese tiempo, ¿cuáles serían las funciones más importantes que debería cumplir el educador de párvulos en relación al niño, padres y comunidad?

7. Actualmente se ha visto que el incremento de las necesidades materiales del grupo familiar ha traído como consecuencia una alteración en los roles que cumplen sus integrantes. Partiendo del supuesto que en el próximo siglo esta situación se agudizará. ¿En qué forma se reflejará esto en las funciones del educador de párvulos?

8. Considerando que la informática promoverá cambios educacionales en lo metodológico. ¿Cuáles serían las habilidades que debería desarrollar el educador de párvulos del siglo XXI en este campo?

9. Atendiendo a la necesidad de adecuar el que hacer del educador a las demandas del progreso social:

¿Cuál es su opinión respecto a la forma en que se concretará el progreso en la sociedad chilena del próximo siglo?

10 ¿Qué aspectos positivos y/o negativos de este progreso incidirían en la labor del educador de párvulos?

11. Considerando los cambios que usted ha señalado como necesarios en lo que respecta a valores, actitudes, funciones, habilidades, etc. ¿qué características debería tener la formación universitaria de los profesionales de la educación parvularia en el dominio cognitivo, afectivo y social?

ANEXO Nº5

Señor(a)

Presente.

De mi consideración:

Durante el presente año me ha correspondido dirigir un Seminario de Título cuyo objetivo general es: "recabar el criterio de expertos en relación a algunas categorías de análisis que permitirían esbozar un perfil profesional del educador de párvulos del siglo XXI".

Con el propósito de enriquecer la calidad de los datos que obtendremos en este estudio, estamos solicitando la colaboración de una variada gama de expertos. Es en tal sentido que me dirijo a usted, rogándole tenga a bien aceptar el integrar ese grupo de especialistas.

Cabe destacar que el marco teórico de este trabajo ha demandado el análisis de una compleja y extensa literatura especializada, situación que exige a las seminaristas un gran esfuerzo para entregarlo en el plazo establecido. (Mes de noviembre).

Conscientes del escaso tiempo que un profesional de su nivel puede destinar a esta colaboración, las seminaristas han elaborado el cuestionado que se adjunta, a fin de facilitar su labor en caso que la acogida a esta petición sea favorable.

Como profesora guía de esta investigación, agradezco de antemano su interés por apoyar a las estudiantes que en ella participan.

Le saluda muy atentamente,

MARIA CRISTINA VARAS

Profesora Guía Seminarios de Título

Escuela de Educación Parvularia

Universidad Central

De acuerdo con numerosos estudios y eventos realizados en torno a la educación, el próximo siglo deberá enfrentar cambios educativos radicales, que exigirán de sus profesionales formas de adaptación diversas según el nivel en que se desempeñen.

El presente cuestionario tiene como propósito esencial el conocer su criterio en relación a algunas categorías de análisis Que permitirían configurar un perfil profesional del educador de párvulos del siglo

Atendiendo a su especialidad, le robaríamos que, frente a cada pregunta responda con el mayor grado de generalidad y/o especificidad que su profesión le permita.

Los antecedentes que usted se sirva proporcionarnos. constituirán la parte medular del seminario de título que estamos desarrollando durante el año 1995, como requisito previo para obtener nuestro título profesional.

En tal sentido agradecemos su valioso aporte a este trabajo, con cuyos resultados esperamos contribuir a la reflexión educacional.

CUESTIONARIO

1. ¿Cuáles son los valores que deberían primar en el educador de párvulos del siglo XXI?

2. ¿Qué características propias del siglo XXI harán relevantes los valores

que anteriormente señaló?

3. ¿Qué habilidades o destrezas exigirá la sociedad al educador de párvulos del próximo siglo? Le agradeceríamos enunciarlas de acuerdo a la importancia que usted les otorga.

4. ¿Cuáles serían las necesidades sociales a las que debería responder el educador de párvulos del siglo XXI?

5. Desde siempre la relación afectiva entre el educador de párvulos y el niño ha sido primordial. ¿Cómo visualiza usted dicha relación en la realidad social del siglo XXI?

6. Frente a los cambios educacionales que se deben producir en la sociedad del siglo XXI, ¿cuáles serían los roles más importantes que debería cumplir el educador de párvulos con respecto a los niños, los padres y la comunidad?

7. Actualmente se ha visto que el incremento de las necesidades materiales del grupo familiar ha traído como consecuencia una alteración en los roles que cumplen sus integrantes. Partiendo del supuesto que en el próximo siglo esta situación se agudizará. ¿En qué forma se reflejará esto en las funciones propias del educador de párvulos?

8. Considerando que la informática promoverá cambios educacionales en lo metodológico. ¿Cuáles serían las habilidades que debería desarrollar el educador de párvulos del siglo XXI en este campo?

9. En relación al progreso social: ¿cuál es su opinión respecto a la forma en que se concretará el progreso en la sociedad chilena del próximo siglo? ¿Qué aspectos positivos y/o negativos de este progreso incidirían en la labor del educador de párvulos?

10. Considerando los cambios que usted ha señalado como necesarios en lo que respecta a valores, actitudes, funciones, habilidades, etc. ¿qué características debería tener la formación universitaria de los profesionales de la educación parvularia en el dominio cognitivo, afectivo y social?

ANEXO Nº6

Como alumnas de la carrera de Educación Parvularia de la Universidad Central, nos encontramos desarrollando nuestro seminario de título: "Algunas categorías de análisis para conformar un perfil del Educador de Párvulos del siglo XXI", para cumplir uno de los pasos de esta investigación nos es indispensable conocer su opinión acerca de las competencias o habilidades que debería reunir el Educador de Párvulos del próximo milenio, por cuanto consideramos que tanto su experiencia en la especialidad como su sólida formación profesional contribuirán a enriquecer el diseño del perfil que Pretendemos esbozar. Para tal efecto compararemos la información que usted se sirva entregarnos con la de profesionales de otras áreas logrando así que los resultados de este estudio alcancen mayor validez.

CUESTIONARIO

De acuerdo a su experiencia en el ámbito de la educación Parvularia:

1 ¿Qué competencias o habilidades deberá desarrollar el educador de párvulos del siglo XXI? (área científica, tecnológica, artística, etc.).

2 ¿En qué campo de acción (niños, padres, comunidad) se enfatizará la labor pedagógica del educador de párvulos del siglo XXI?

3 ¿Por qué cree usted que se enfatizará ese campo de acción?

4 ¿Qué competencias o habilidades deberá desarrollar el educador de párvulos del siglo XXI frente a los niños, los padres y la comunidad?.

ANEXO Nº7

Los expertos que contestaron fueron:

1 Patricio Aguirre

2 Jorge Estrella

3 Mireya Galvez

4 Syivia Lavanchy

5 Ricardo Lerván

6 Hortensia Morales

7 Hugo Morales

8 José Naael

9 Félix Schwartzmann

10 Margarita Shultz

11 Gisela Tapia
 
 

(1) Los Desafíos de la Educación Chilena frente al siglo XXI. Comité Técnico Asesor de Diálogo Nacional sobre la Modernización de la Educación chilena Designado por S.E. El Presidente de la República, Santiago Chile, 9 de septiembre de 1994.

(2) Comité Técnico Asesor de Diálogo Nacional sobre la Modernización de la Educación chilena Designado por S.E. El Presidente de la República. Los desafíos de la Educación chilena frente al siglo XXI. Santiago Chile, 9 de septiembre de 1994.

(3) Seminario La formación inicial y permanente del profesorado en relación con el mejoramiento de la calidad de la educación, Valdivia, Chile. 13 y 14 de octubre de 1994.

(4) SEPULVEDA Lagos, Jorge y ESPINOZA Vásquez, Berta. "Perfil del Educador", Universidad Católica de Valparaíso, escuela de Pedagogía.

(5) Documento "El modelo de formación de profesores de la Universidad Austral de Chile". Universidad Austral de Chile.

(6) Ponencia del profesor Roberto Villena, Universidad Católica del Maule, Talca, 1994.

(7) RUZ, Juan; LOPEZ, Ricardo; LARRAIN, Rodrigo; HERRERA, Mercedes; VARGAS, Violeta; GARCIA, Rosalía. Formación de profesores: Ejes Articuladores del Curriculum. Universidad EDUCARES, Sede Santiago, Chile, Septiembre de 1991.

(8) CANALES, Manuel. "Perfilación y consolidación de las cualidades básicas del educador profesor en la triple dimensionalidad de su personalidad integral como persona, profesional y ciudadano". Santiago, CPEIP, 1992. 18 p.

(9) DE PUYADAS, Gabriel. Calidad de la educación. Los nuevos educadores. Santiago, corporación de promoción universitaria, 1991. 61 p.

(10) MATURANA, Humberto. Emociones y lenguaje en educación y política. Chile, Hachette. 1990. 12 p.

(11) DE PUYADAS, Gabriel. Op.cit.61 p.

(12) MATURANA, H. Op. cit. 68 p.

(13) SIMONSTEIN, Selma; HAWES, Gustavo. "Plan de Estudios para el Grado de Licenciado en Educación y el Título de Educador de Párvulos". Santiago, 1991.

(14) PARRA, María Eugenia; SIMONSTEIN, Selma. Trayectoria en el Desarrollo de un Curriculum para Formar Educadores de Párvulos con un Grado de Licenciado en Educación. Ponencia presentada en el Seminario Taller Nacional II "La Formación Inicial y Permanente del Profesora en Relación con el Mejoramiento de la Calidad de la Educación". Universidad Austral, Valdivia, chile, 1994.

(15) PASCUAL, Enrique. Revista pensamiento educativo. Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1994.

(16) PASCUAL, Enrique. Revista Pensamiento Educativo. Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1994. 225p.

(17) Propuesta para la formación inicial y permanente de docentes basadas en investigaciones realizadas al interior de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío Bío. Chile.

(18) Propuesta para la formación inicial y permanente de docentes basadas en investigaciones realizadas al interior de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío Bío. Chile.

(19) AHUMADA y otros. "Competencias genéricas proyectadas hacia la formación del profesor en el año 2000". Documento de trabajo N° 20/92, Chile, C.P.U., 1992.

(20) AHUMADA y otros. "Competencias genéricas proyectadas hacia la formación del profesor en el año 2000". Documento de trabajo N° 20/92, Chile, C.P.U., 1992.

(21) NAVARRO, Iván. Perspectivas de la Educación en los países latinoamericanos hacia el año 2000. Documento de trabajo, Chile, Instituto Profesional Blas Cañas, 1 p.

(22) SCHIEFELBEIN, Ernesto. En busca de la escuela del siglo XXI. Santiago, Chile, CPU, 1992. 40

(22) SCHIEFELBEIN, Ernesto. En busca de la escuela del siglo XXI. Santiago, Chile, CPU, 1992. 40

(23) CALVO, Carlos. Del mapa escolar al Territorio educativo en la des-escolarización de la escuela. Encuentro Nacional sobre políticas en la Formación de Educadoras. Santiago, 1991. Encuentro

(24) GUZMAN, Manuel. "Humberto Maturana. La educación: un ejercicio de humanidad". Revista de Educación número 228, Chile, Septiembre, 1995.

(25) MANTOVANI, Juan. Educación y Plenitud Humana, Buenos Aires, El ateneo, 1968. (26) PERALTA, María Victoria. Necesidades de desarrollo de la educación parvularia en el Chile actual y la formación de los educadores de párvulos. Chile, JUNJI, 1990.

(27) SIMONSTEI Fuentes, Selma. "Gestación de la Formación de Educadores de Párvulos y su incidencia en el Desarrollo del País". Documento realizado para el Congreso Mundial: "Criar y Educar Seres Humanos en un Ambiente Moderno". Santiago, 1995.

(28) PERALTA, María victoria. Desafíos presentes y futuros del educador de párvulos en Chile. Chile, 1994.

(29) AHUMADA, P. Chaparro, A. MARINKOVICH, J. Martínez, Y. MORAN. Competencias genéricas proyectadas hacia la formación del profesor en el año 2000. Documento de trabajo N° 20/92, Chile CPU, 1992.

(30) CASTILLEJO, José Luis; ESCAMEZ, Juan; SARRAMONA, Jaime y GARCIA, Joaquín. Educar para el siglo XXI; Criterios de evaluación para el uso de la informática educativa. Barcelona, España, Editorial los libros de Fundesco, 1987. 15p.

(31) MONTERO, Patricio. La tecnología permite hacer educación, más que hablar de ella. Artículo en revista de educación N° 212, Chile, Noviembre, 1993. 16p.

(32) ESCOFFIER, María Teresa, La congruencia de¡ recurso tecnológico. Artículo en revista de educación N° 212, Chile, Noviembre, 1993. 3p.

(33) GONZALEZ, Eduardo. La educación hoy debe llevar a la dominación simbólica. Artículo en Revista de Educación N° 212, Chile, Noviembre 1993. 18p.

(34) ILABACA, Jaime. Informática educativa, Santiago, Chile, Editorial Universitaria, 1993. 64

(35) AGUIRRE, Bernardita; LARA, Mónica; MARTINEZ, Karina; Muñoz, verónica; OTTO, Constanza POKLEPOVI'C, Magdalena; TAPIA, Viviana. El uso del computador en el jardín infantil, seminario de título, Universidad de Educares, Santiago, Chile, 1994.

(36) SEPULVEDA Lagos, Jorge; ESPINOZA Vásquez, Berta. Perfil del educador. Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Escuela de Pedagogía. Chile.